Cómo tú puedes ayudar a detener el maltrato de los elefantes

  • Publicado 4 meses

Aunque el circo Ringling Bros. cedió a la presión del público y retiró a sus elefantes de las carreteras, Ringling es tan solo uno elemento de los tres círculos del circo conocido como la industria del entretenimiento con animales en cautiverio. Muchos exhibidores continúan apretujando elefantes en tráileres calientes y hacinados y viajando de un lugar a otro por todo el país. Estos animales, que a menudo sufren de depresión, artritis dolorosa, uñas de los pies rotas y enfermedades de la piel –todas estas condiciones como resultado del confinamiento− son rutinariamente golpeados, electrocutados y azotados con látigos hasta que aprenden a realizar trucos sin sentido y a llevar visitantes en su espalda mientras caminan laboriosamente en círculos durante horas.

Así es como puedes ayudar a detener este maltrato:

1. Haznos saber

Si conoces de algún plan de traer a un elefante a tu área, háznoslo saber en [email protected]. Aunque les seguimos el rastro a la mayoría de los circos que usan animales, a menudo dependemos de la ayuda del público para mantenernos informados. ¡Las protestas han sido tan exitosas que algunos exhibidores se niegan a publicitar sus presentaciones! Pero con pistas de personas como tú, no pueden llegar lejos. Así que haznos saber, por favor. Estamos juntos en esto.

2. Contacta a la oficina de control animal

Contacta a las autoridades locales de control animal y pídeles que supervisen al exhibidor para evitar el maltrato con bullhooks –armas que parecen atizadores de chimenea con un afilado gancho de metal en un extremo− y otras formas de maltrato. Gracias a una mayor conciencia del público y a la evidencia del maltrato rutinario en los circos, las autoridades locales en todo el país están monitoreando más de cerca los eventos que exhiben animales exóticos. Ordena la guía gratuita de PETA “Consejos básicos para examinar a los elefantes en los circos”, y pide que se las envíen a ellos directamente. Fue escrita específicamente para ayudarles a las autoridades de control animal, a los investigadores humanitarios, a los agentes estatales de vida silvestre y a otras autoridades de la ley, a que sepan qué buscar cuando inspeccionan a los circos.

ST-BABY ELEPHANT

3. Conoce los datos

PETA mantiene hojas de datos sobre varios circos y exhibidores de animales, las cuales enlistan el historial de las violaciones a la Ley Federal de Bienestar Animal, así como otros problemas. Si alguno de los circos de la lista va a visitar tu ciudad, asegúrate de que tus amigos y familiares sepan por qué deben evitar el espectáculo. Comparte la información en tus cuentas en las redes sociales de modo que tus seguidores puedan mantenerse informados.

Nosey-Bullhook-elephant

4. Protesta

Muchas de las personas que asisten a los eventos que exhiben animales exóticos no son conscientes de lo que ocurre detrás de bastidores y una vez aprenden acerca del maltrato, prometen nunca más volver a ir. Protestar en el evento es una buena forma de informar a los asistentes. Mira la página de PETA “Cómo realizar una manifestación” para obtener consejos sobre cómo hacerlo y contáctanos. Te ayudaremos a que tu protesta sea un éxito.

ent_demos_circuses_circus_world_museum_009-1-602x403

5. Contacta a tus legisladores locales

Los elefantes no realizan trucos sin sentido ni transportan a niños gritones en las ferias de forma voluntaria, lo hacen porque sus manejadores nunca los dejan olvidar que ante cualquier error pueden ser golpeados con un bullhook. Sin estas armas siniestras, los manejadores se encuentran indefensos. Algunas de las principales ciudades en los EE.UU. han aprobado legislaciones volviendo ilegal el uso de bullhooks, y Rhode Island y California dijeron recientemente a los exhibidores itinerantes “No, no bajo nuestra supervisión” al prohibir los bullhooks en todo el estado. Sigue los consejos en nuestra guía “Aprobando legislación amigable con los animales” y comienza el movimiento en tu área.

6. Continúa alzando la voz

Los elefantes nunca olvidan las golpizas ni la soledad que padecen para el entretenimiento humano. Recuerda utilizar todas las oportunidades que tengas para alzar la voz por ellos a lo largo del año, no solo cuando sepas que un exhibidor va a tu ciudad. Pronúnciate vistiendo una camiseta “Let Them Be Free” y úsala junto con la bolsa compañera para las compras. Las dos son una buena forma de comenzar una conversación. Y por favor, toma un momento para actuar por Nosey, una de las elefantes más solitarias de los EE.UU., y luego comparte la página. Cualquier elefante que sea obligado a permanecer en cautiverio y que sea usado para el entretenimiento tiene una triste historia, pero la de Nosey puede ser una de las más tristes.

letthemgofree-602x602

Únete al equipo de acción

facebook-f

Entradas relacionadas