En el exposé en video se pueden ver cabras gritando de dolor y terror mientras los trabajadores les arrancan el pelo. Más tarde, les cortarán el cuello en los mataderos y las dejarán morir en agonía. Las cabras sufrieron en cada granja de China y Mongolia visitada por los testigos.

 

 

China y Mongolia producen el 90 por ciento de la cachemira mundial.

 

 

Trabajadores se pararon sobre las aterradas cabras y les doblaron las extremidades

 

Los testigos vieron a trabajadores sujetar y pisar a las aterradas cabras, doblarles las piernas en posiciones antinaturales mientras les arrancaban el pelo usando peines afilados de metal.

 

 

 

Sin atención veterinaria

 

Las cabras que estaban con heridas sangrantes por arrancarles el pelo no recibieron analgésicos ni atención veterinaria. Un trabajador tan solo volcó licor de arroz en la herida de un animal.

 

 

 

Cabras golpeadas con martillos y asesinadas cuando ya no son rentables

 

Las cabras de cachemira que ya no son rentables para la industria padecen muertes lentas y agonizantes. En un matadero en China, los testigos vieron a trabajadores golpear a los animales en la cabeza con un martillo intentando aturdirlas. En Mongolia, los trabajadores fueron vistos arrastrando a las cabras por una pierna hacia el piso del matadero para después cortarles el cuello a plena vista de las otras cabras. Las dejaron desangrarse en el piso sucio de matanza, y se vio a algunas que seguían moviéndose dos minutos después.

 

 

Su carne es vendida luego como carne barata.

 

 

El noventa por ciento de la cachemira proviene de China y Mongolia

 

Casi toda la producción de cachemira proviene de China y Mongolia, por lo que si compras un artículo de cachemira, probablemente provenga de las cabras quienes fueron abusadas en uno de estos países.

Una cabra produce, en promedio, tan solo 8.5 libras de pelo por año. Es tan poco, que para poder producir una chaqueta de cachemira se requiere el pelo de seis cabras.

China no tiene sanciones por el maltrato a animales en las granjas de cachemira, y la situación en Mongolia parece ser bastante parecida. La mejor manera de ayudar a estas cabras es no apoyando esta cruel industria, no comprando nunca nada hecho con cachemira.

Independientemente de dónde provenga o las afirmaciones que hagan las compañías, la cachemira es el producto de la crueldad a las cabras, que es rampante en la industria. Y cuando dejan de ser rentables, las cabras son asesinadas por su carne.

 

 

Devastador para el medioambiente

 

La producción de cachemira es dañina para el medio ambiente porque contribuye significativamente a la degradación del suelo, seguido de la desertificación. Las cabras de cachemira, quienes <i>todos los días</i> deben consumir el 10% de su peso corporal en comida, comen las raíces de los pastos y estos no vuelven a crecer. De hecho, el 65% de los pastizales de Mongolia ya han sido degradados y el 90% de Mongolia corre riesgo de desertificación, lo que ha provocado algunas de las peores tormentas de polvo registradas del mundo y una contaminación del aire lo suficientemente densa como para llegar a América del Norte.

 

 

Qué puedes hacer

 

H&M (segundo mayor minorista de ropa en el mundo) aceptó prohibir la cachemira “convencional” (el único tipo que vende) como resultado de su investigación. ASOS había previamente prohibido la cachemira tras conversaciones con PETA UK y tomó la decisión final de remover todo su inventario remanente de cachemira de su sitio web, dejándoles así el pelo a quienes les pertenece, que son las cabras. Por favor, ayúdanos a pedirle a la marca de ropa femenina Madewell que también la prohíba.

Urgente: Cortan cuellos de cabras para producir cachemira

¡Haz Algo!

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.