Actualización: Mientras en la isla griega de Santorini se sigue maltratando a los burros y las mulas por paseos a turistas, PETA Alemania se reunió en la embajada griega en Berlín para entregar una petición firmada por más de 160.000 simpatizantes de PETA y nuestras filiales internacionales, en la que pedimos que se prohíban estos crueles paseos.

Por favor, mantén la presión sobre el gobierno griego para que por fin haga lo correcto por los animales y termine con los abusivos paseos en “taxi” en burros y mulas en Santorini.

Publicado originalmente el 13 de noviembre de 2019:

Un reporte de testigo publicado por PETA revela las terribles condiciones que aproximadamente 100 asnos y mulas son obligados a padecer cada día en la isla griega de Santorini. Transportan cargas pesadas prácticamente sin descanso ni alivio por el fuerte sol mediterráneo, y hasta les niegan el agua. También padecen heridas y abrasiones a causa de las muy ajustadas y desgastadas monturas.
 

 

Les niegan agua y sombra

 

Los asnos y mulas son usados como “taxis” para transportar turistas por más de 500 escalones hacia la antigua ciudad de Firá, a pesar de haber un teleférico cercano que opera desde hace décadas. Los dueños de los animales y las autoridades locales se aferran a la “tradición” de montar asnos, a pesar de que el tratamiento que se les da constituye una clara violación a las leyes griegas de bienestar animal.

Bajo estas leyes, los animales deben tener acceso al agua y protección frente al clima, pero muchos de los animales usados para paseos son atados a una pared o riel durante horas bajo el sol abrasador del verano sin ningún acceso al agua. Algunos tratan de forma desesperada encontrar sombra. Estas condiciones son ilegales, pero aparentemente toleradas por las autoridades.
 

 

Obligados a realizar un trabajo agotador los siete días de la semana

 

Los animales son a menudo forzados a subir y bajar los escalones extenuantes cuatro o cinco veces al día. Según recomendaciones veterinarias, los asnos no deberían cargar más del 20 por ciento de su peso corporal, aproximadamente 110 libras. Pero los propietarios que buscan ganar dinero frecuentemente permiten que los monten personas más pesadas, generando una fuerte presión en las espaldas y articulaciones de los animales. Esto tiene graves consecuencias para los asnos. Si se debilitan demasiado como para seguir con su “trabajo”, muchas veces son abandonados para que mueran.

Muchos turistas que los montan parecen no saber lo que están haciendo, y algunos los tratan cruelmente. Se ha visto a gente clavando sus talones en los flancos de los animales. Cuando los asnos se frenan en los escalones, los dueños usan palos o látigos para hacerlos continuar. En una oportunidad, un arriero primero jaló de las riendas del animal y luego lo golpeó violentamente con un palo.
 

 

Quedan con heridas dolorosas

 

Muchos animales sufren heridas profundas y abrasiones por las monturas muy ajustadas, particularmente alrededor de la cincha. Debido a que son continuamente irritados por el equipamiento, las profundas heridas no pueden cicatrizar bien, y esto puede llevar a un dolor permanente. Además, testigos observaron heridas sin tratar llenas de moscas en las cabezas de algunos animales. En vez de tratarles las heridas, los dueños que claramente priorizan la ganancia por sobre el bienestar, siguen forzando a los animales a trabajar.

Cada noche, algunos asnos en Santorini no tienen descanso: son obligados a cargar pesadas bolsas de basura. Con frecuencia parecen estar sobrecargadas, un estado que las autoridades creyeron solo fue una excepción.

La explotación de asnos y otros animales para estos paseos inevitablemente genera sufrimiento y debe terminar.

El renombrado experto en caballos y escritor de no ficción, Ingolf Bender, evaluó las cuestiones de bienestar animal relacionadas con la explotación animal en paseos en condiciones como las de Santorini. Condena el uso de equipo que causa heridas evitables y considera que usar animales durante horas sin brindarles comida ni agua es “una fuerte violación al bienestar animal”. Si no hay un cambio en el cuidado de estos animales y el equipo utilizado, los asnos deben ser retirados de esta actividad inmediatamente.
 

 

Qué puedes hacer

 

  • En varias atracciones turísticas los animales son abusados y maltratados para ganar dinero. La gente compasiva debería evitar dichas atracciones, incluyendo paseos en elefante y camello, espectáculos con animales y sesiones de fotos con animales silvestres.
  • Si te ofrecen participar en una actividad que explota animales durante unas vacaciones, por favor, diles a los organizadores que rechazas formar parte debido al bienestar animal. Pídeles que dejen de ofrecer tales actividades en el futuro.
  • Por favor, únete a PETA para instar al ministro de Agricultura de Grecia a prohibir los paseos en asnos y mulas en Santorini.

El sufrimiento no se detiene: ¡Prohíban los paseos en asnos en Santorini!

¡Haz Algo!

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.