Una horrible e impactante filmación de testigo de granjas chinas muestra a asnos, algunos de apenas 5 meses de edad, apaleados en la cabeza con un mazo. Sus cuellos son luego cortados y se los deja morir. Otros enfrentan la misma aterradora muerte después de soportar una larga travesía hacia el matadero. Estos dóciles animales son asesinados por una razón: para que su piel pueda ser vendida a compañías líderes en medicina tradicional en China, donde es reducida para hacer gelatina para ejiao, una tradicional “medicina” china que se supone mejora la circulación de la sangre, pero que en realidad es un mito.

En cada granja visitada por el testigo de PETA Asia, los asnos estaban confinados en pequeños y sucios corrales de concreto. Estaban a la intemperie, solo parcialmente protegidos de los elementos por un techo de hojalata, y muchos fueron vistos parados sobre sus propios excrementos. Toda agua que tenían disponible estaba sucia y verde con algas. Un asno estaba tan desnutrido que le sobresalían las costillas. Otro estaba tan enfermo que no podía caminar, por lo que fue arrojado al cubo de un tractor y llevado fuera. Los trabajadores le confiaron al testigo de PETA Asia, que estaban preocupados por la posibilidad de que los inspectores ambientales los multaran o clausuraran el establecimiento.

En un mercado de asnos, el testigo de PETA Asia documentó que cientos de animales sin salvación eran obligados a esperar su turno en corrales abarrotados en el caluroso sol del verano, para ser comprados y luego enviados a una granja para asesinarlos. Los asnos aterrorizados eran golpeados con palos, una incluso fue alcanzada, golpeada y gritoneada cuando intentó escapar por una puerta que fue dejada abierta.

Hacia el final de sus vidas, son matados de modo inhumano. Una filmación en video muestra a granjeros asestando un mazo contra la frente de un asno y luego cortando la garganta del animal. Algunos asnos continúan respirando y moviéndose luego de ser apaleados.

Hoy en día, el mercado de ejiao está creciendo rápidamente, puede encontrarse en bebidas, caramelos y hasta productos de belleza. Los asnos están siendo ahora importados desde otros países asiáticos y de Oriente Medio, África y Sudamérica a China, para asesinarlos y satisfacer la demanda. Si bien algunos países, como Pakistán y 10 naciones africanas han cerrado mataderos financiados por China y desarrollado políticas para prohibir la exportación de piel de asnos a China, otros, como Australia están considerando vergonzosamente iniciar la venta de animales vivos. La industria está alimentando un mercado negro de asnos, y muchos son robados o asesinados ilegalmente para que cierta gente pueda beneficiarse con el mercado de la medicina china. La demanda es tan alta que otros animales, como caballos, cerdos y vacas, están ahora sufriendo la misma espantosa suerte para la producción de ejiao falso.

Según el doctor Lee Yuming, “Existe una confusión respecto al ejiao, no es la medicina más efectiva para mejorar la circulación sanguínea, a pesar de su largo historial en la medicina tradicional. Hoy en día, existen muchas otras opciones que son mucho más efectivas para mejorar la salud, incluyendo drogas modernas y medicinas herbolarias”.

El gobierno del Territorio del Norte en Australia exporta piel de asnos a China para alimentar la cruel industria del ejiao y está considerando expandir este negocio implementando la industria de la exportación de animales vivos. Por favor, pídele al primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, que prohíba las exportaciones de asnos vivos a China inmediatamente.

Qué puedes hacer

La mayoría de la gente no tiene idea de que los asnos sufren tan terriblemente en esta cruel industria o de que siquiera existe. Por favor, comparte esta información y video con otras personas.

[en-advocacy-pagebuilder id=”3965″ page_type=”action”]