Actualización: Con base en la evidencia de PETA y tras una investigación policial, la Oficina del Fiscal de la ciudad de Alexandria en Minnesota, levantó 25 cargos de crueldad hacia los animales en contra de Bio Corporation por haber ahogado a palomas e inyectado a cangrejos vivos con látex líquido.


Lo siguiente fue publicado originalmente el 21 de noviembre de 2017:

Una investigación con testigo de PETA en Bio Corporation, una empresa de Minnesota que vende animales designados para disecciones en aulas en los distritos escolares de todo el país, ha revelado prácticas terribles, como de una película de terror, y a un personal cruel que está dispuesto a llevarlas a cabo. Estas son algunas de las atrocidades descubiertas:

  • Palomas hacinadas en jaulas y ahogadas en tinas de agua
  • Cangrejos inyectados con látex líquido mientras todavía respiraban
  • Tortugas plenamente conscientes presuntamente colocadas dentro de congeladores 
  • Conejos vivos presuntamente obligados a entrar en una “maquina” de matar

Una forma lenta y agonizante de morir

Las palomas llegaron a Bio Corporation vivas y hacinadas en jaulas de plástico. Los trabajadores sumergieron las jaulas en tinas de agua, ahogando a las aves, y un trabajador admitió que murieron lentamente. 

La American Veterinary Medical Association (AVMA) considera la muerte por ahogamiento inhumana e inaceptable. Un veterinario que vio las imágenes de PETA, comentó que el ahogamiento podría causar a las palomas un “dolor y angustia prolongados” hasta por 10 minutos. Las aves podrían sentir pánico, hiperventilarse y luchar por mantener sus cabezas por encima del agua, a continuación, tratarían de contener la respiración hasta que no pudieran más. En ese momento, sus pulmones se llenarían de agua provocando vómito, espasmos dolorosos de las vías respiratorias y, finalmente, pérdida de la consciencia, paro cardíaco y muerte. 

Tortugas “vuelven a la vida” y las vuelven a congelar

Las tortugas fueron enviadas congeladas a Bio Corporation, pero los trabajadores, incluido un supervisor, dijo que estos animales a veces “vuelven a la vida”. El personal dijo que las tortugas plenamente conscientes las volvieron a poner en un congelador.  

Un trabajador dijo que es “escalofriante” cuando sus compañeros los “ponen en el congelador para que se congelen… es súper genial”.

Un veterinario dijo que las tortugas podrían experimentar hipotermia, dolor y sufrimiento prolongado. Clifford Warwick, un herpetólogo reconocido internacionalmente, declaró: “La hipotermia inducida (refrigeración) o congelación como método de matar reptiles (incluidas las tortugas) sin antes desensibilizarlos y dejarlos inconscientes completamente (por ejemplo anestesia) ha sido específicamente declarado como inhumano e inaceptable… No hay justificación ni fundamento defendible para matar a las tortugas por congelación”.

Asesinados a través de inyecciones de látex

Cangrejos vivos fueron enviados a Bio Corporation en cajas sin orificios de aire. Después de su llegada, fueron inyectados, estando plenamente conscientes, con látex líquido. Un trabajador admitió que este método también mata a los animales lentamente. Según un veterinario, el cangrejo “probablemente experimenta dolor prolongado y sufrimiento como resultado de la privación de oxígeno en los tejidos, asfixia, trauma celular y muerte”.

Imagen perturbadora de vidas perdidas

En la industria de la disección, se compran gatos muertos a refugios por unos cuantos dólares cada uno. Algunos de los gatos comprados por Bio Corporation llevaban collares cuando llegaron. Los trabajadores colgaron los collares en una muestra morbosa de lo que quedó de los animales que alguna vez pudieron haber sido miembros queridos de una familia.  

Una colección macabra de collares de colores para gato es todo lo que quedó de los animales que alguna vez pudieron haber sido miembros queridos, de una familia.

Un trabajador dijo, “sé que es morboso, pero creemos que es gracioso”. Otro lo llamó una “tradición” y dijo que era “un poco” escalofriante.

Una industria cruel y arcaica

La lista de atrocidades cometidas por la industria de la disección es larga y sórdida. En Bio Corporation, según un trabajador, pusieron a conejos vivos dentro de una “máquina” y los mataron. Las investigaciones previas de PETA sobre las empresas que proveen material biológico, han descubierto otros actos de crueldad, incluyendo el ahogamiento de conejos y el embalsamamiento de gatos estando vivos. Cada año, millones de ranas son capturadas en sus hábitats naturales para la disección y la experimentación.

Las empresas de suministro de materiales para disección como Bio Corporation, también venden fetos de cerdo (comprados en mataderos donde sus madres probablemente fueron asesinadas), ojos de ovejas, testículos de toros, serpientes, ranas, tiburones y otros animales.

Nosotros podemos detener la disección

Compañías como Bio Corporation, continúan estas prácticas abominables porque las escuelas siguen comprando animales para disección, aunque existen alternativas humanitarias y modernas y cada vez se implementan más.

Insta a los distritos escolares y a los funcionarios de educación que adquieren animales de Bio Corporation, incluyendo el Distrito Escolar Unificado de Chandler y el Distrito Escolar Independiente Cypress-Fairbanks, a detener la compra de animales para ejercicios de disección y que sean reemplazados con métodos modernos humanitas.

Aves ahogadas y cangrejos vivos inyectados con látex para disección

¡Haz Algo!
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.