Actualización: Victoria de PETA en el Tribunal: No Más Tigres en Dade City’s Wild Things

A PETA se le concedió una sentencia en rebeldía y una orden judicial permanente en su demanda respecto de la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA, por sus siglas en inglés) contra Dade City’s Wild Things (DCWT), el cual ahora tiene permanentemente prohibido ser propietario o poseer tigres en peligro de extinción o permitir que cualquier otra persona los tenga en su propiedad.

El fallo del Tribunal confirma que separar prematuramente a los cachorros de tigre de sus madres, obligarlos a nadar con miembros del público que paga para ello y no proporcionarles un espacio y cuidado adecuados son quebrantos a la Ley de Especies en Peligro de Extinción que prohíbe lesionar u hostigar a la fauna silvestre protegida, como sostuvo PETA. Por la orden judicial, podremos organizar el traslado de todos los tigres en posesión de DCWT a un santuario acreditado por la Federación Mundial de Santuarios de Animales.

A la fecha, PETA ha reubicado a 21 de los tigres previamente encerrados por DCWT, incluyendo a Luna, quien fue adquirida al tristemente célebre “Tiger King” en mayo de 2015, cuando tenía sólo una semana de edad, y que luego utilizaron para sus programas de interacción con cachorros de tigre y “nado con tigres”.

Gracias a todos los que actuaron e instaron a DCWT a terminar su programa de interacción con cachorros de tigre.

Una vez que PETA comienza a trabajar para poner fin al abuso de animales por parte de alguien, no nos detenemos, así que seguiremos trabajando para ayudar a todos los animales que aún están cautivos en DCWT, como lo hemos hecho durante muchos años.

Y no estamos solos en nuestros esfuerzos. Tras la demanda interpuesta por PETA, el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida interpuso su propia demanda alegando que los operadores de DCWT, Kathy, Kenny y Randy Stearns desviaron decenas de miles de dólares de su organización sin ánimo de lucro para cubrir sus gastos personales y Kathy Stearns se enfrenta a tres cargos por delitos graves relacionados con este esquema. DCWT también se enfrenta a un fallo del Departamento de Agricultura de EE.UU., que demandó a la instalación después de años de quebrantos a nivel federal del bienestar animal.


En 2015 y 2016, un testigo de PETA trabajó y fue voluntario en Dade City’s Wild Things (DCWT), un zoológico de carretera en Dade City, Florida, y documentó trato abusivo, animales estresados y enfermos y un desprecio por el bienestar de los animales. DCWT es una fábrica de reproducción de tigres.  Separa a los bebés indefensos de sus madres a tan solo horas o días después de nacer para que puedan ser entrenados y se habitúen a ser manipulados por el público. DCWT descaradamente, y aparentemente de manera fraudulenta, engaña a la opinión pública sobre su actividad explotadora.

Basado en parte en los hallazgos del testigo, PETA ha presentado una demanda en contra de DCWT alegando que sus prácticas actuales de separar prematuramente de sus madres a cachorros de tigre en peligro de extinción y obligarlos a participar en encuentros con el público (incluyendo las sesiones de “nadar con un tigre”) y utilizar métodos de entrenamiento abusivos, viola la Ley de Especies en Peligro de Extinción (ESA por sus siglas en inglés). La ESA prohíbe las conductas ilegales encuadradas bajo el término “takes” que incluyen lastimar o acosar a un animal.

LOS ENCUENTROS CON ANIMALES PONEN EN PELIGRO A LOS TIGRES

Este zoológico de carretera es propiedad y está operado por la familia Stearns, principalmente por la madre y el hijo, Kathy y Randy. Los visitantes de DCWT pueden pagar por “encuentros” con animales, incluyendo primates y cachorros de tigre. Por $200 dólares, un visitante puede “nadar con un tigre”, el encuentro característico de DCWT, durante el cual un cachorro de tigre es forzado a nadar en una piscina clorada con grupos de personas hasta tres veces al día. El testigo vio que un cachorro fue obligado a nadar con 17 personas en un solo día.

Los animales en DCWT son tratados como material desechable. Los cachorros fueron manipulados bruscamente y forzados repetidamente a tener contacto con el público, incluso cuando luchaban por mantenerse de pie. A los animales heridos y enfermos rutinariamente les negaron cuidados veterinarios.

Los cachorros de tigre a menudo fueron obligados a tener encuentros con clientes varias veces al día. Durante un encuentro, una cachorra de tigre llamada Asia, luchó por mantenerse de pie y lloró por más de 10 minutos. En un momento, cayó de un banco y fue levantada del cuello.

Durante otro encuentro, una trabajadora arrastró a una cachorra llamada Luna del cuello, aunque estaba aullando y llorando, durante el entrenamiento la trabajadora repetidamente la golpeó y la empujó en una piscina.

Una cachorra de tigre llamada Ariel, que sufría de una aparente deformidad en la espina dorsal o de una enfermedad neurológica y no podía sostener su cabeza, fue forzada a nadar reiteradamente, incluyendo una vez por más de 10 minutos seguidos, durante la cual entró en pánico y no pudo mantener su cabeza sobre el agua.

De acuerdo con la veterinaria de vida salvaje, la Dra. Heather Rally, sumergir su cabeza de manera repentina “pone en riesgo a la cachorra de accidentalmente respirar agua en sus pulmones, lo cual puede ser angustiante, doloroso e incluso mortal”.

DCWT publicó posteriormente un video promocional engañoso narrado por Kathy Stearns, pidiendo donaciones para financiar el cuidado continuo de Ariel y una cirugía ocular, el cual mostraba imágenes de Ariel junto con imágenes de un cachorro de tigre sano, afirmando que Ariel fue capaz de nadar gracias a “la acupuntura y a la terapia acuática”. Expertos en tigres dicen que los patrones de las rayas de los cachorros en los videoclips de antes y después, son diferentes y que dada la gravedad de los síntomas neurológicos de Ariel, es médicamente imposible que ella sea el tigre que nada “curado”. Dicen que el video muestra en realidad a dos cachorros diferentes.

BEBÉS ARRANCADOS DE SUS MADRES

Algunos cachorros fueron separados de sus madres apenas unas horas después de nacer. Un recién nacido muerto fue dejado en el suelo mientras que a los cachorros supervivientes se los llevaron rápidamente.

Los cachorros de tigre fueron trasladados hacia y fuera de la instalación. Noé, de nueve semanas y Zeek, de 3 semanas, fueron enviados a un zoológico de carretera en Carolina del Norte, el cual también ofrece exhibiciones que permiten tocar a los cachorros. Bindi fue vendida a un particular y más tarde fue encontrada vagando suelta en Texas. Luna fue enviada al mal afamado zoológico de carretera Greater Wynnewood Exotic Animal Park cuando tenía tan solo 1 semana.

Tenía menos de un año cuando su entrenadora la golpeó y la arrojó a la piscina.

CACHORROS DE TIGRE ABANDONADOS PARA SUFRIR

Los tigres demasiado viejos para ser utilizados en los “encuentros” fueron mantenidos en jaulas atestadas y desoladoras, a menudo sin enriquecimiento. Las jaulas eran limpiadas principalmente utilizando cloro sin diluir. En algunas ocasiones los animales tenían contacto con los químicos cáusticos, que pueden causar quemaduras, irritación ocular e incluso úlcera o perforación si se ingiere.

ANIMALES MALTRATADOS, DADOS POR MUERTOS

Los testigos de PETA documentaron el sufrimiento de muchos otros animales, incluidos algunos que murieron. Un leopardo negro llamado Cleo nunca recibió los cuidados veterinarios certificados a pesar de sufrir inflamación ocular y secreción nasal durante meses.  Un informante dijo a PETA que posteriormente falleció después de que una herida sangrienta en su cola se infectó y no recibió tratamiento durante más de un mes.

photo-22_cleo-no-vet-care

Los primates muestran agresión o lesiones autoinfligidas, incluyendo un mono que en repetidas ocasiones mordió sus propias extremidades. Este es un signo de trastornos mentales graves.

photo-23_monkey-bites-own-limbs

Un loro enfermo languideció dentro de una jaula transportadora durante un mes y finalmente murió.  La administración estabaconsciente de que el pájaro estaba enfermo pero no obstante se negaron a proporcionarle cuidados veterinarios o eutanasia. Otras aves enfermas también murieron después de haberles negado atención veterinaria.

photo-24_parrot-dying

Una zarigüeya llamada Stanley con una lesión en la cola supurante y en carne viva murió después de pasar dos semanas en un contenedor oscuro y caliente, los cuales a menudo no tienen nada cómodo dónde puedan recostarse, ni siquiera una toalla.

Durante el punto más alto de la temporada de apareamiento, gamos fueron alojados juntos, violando las normas básicas de la cría de animales, y estalló una pelea. Randy Stearns respondió disparando su pistola y golpeado repetidamente a un ciervo con un rastrillo.

Animales pequeños, como roedores, que fueron capturados en trampas fueron ahogados en una cubeta.

photo-28_trapped-drowned-rat

El exposé de PETA viene detrás de una demanda presentada contra DCWT por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, debido a sus numerosas violaciones a la Ley Federal de Bienestar Animal, incluyendo la manipulación indebida de cachorros de tigre.

¡Tú puedes ayudar a detener esto!

Cachorros de Tigre y Otros Animales Salvajes Sufren por Sesiones de Fotos

Firmar petición

Comprométete a Nunca Participar en Sesiones de Fotos con Animales Salvajes
Quiero ayudar a terminar con el abuso de los animales en la industria del entretenimiento, que incluye destruir familias y forzar a vulnerables bebés de animales salvajes a tener un contacto directo estresante con un flujo constante de turistas embobados. Al firmar con mi nombre, me comprometo a no participar jamás en sesiones de fotos ni en encuentros de contacto directo con animales salvajes.
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.