Nellie’s Free Range Eggs ha hecho todo lo posible para tratar de convencer a los consumidores de que las gallinas criadas “sin jaulas” viven felices y en paz. Pero como lo muestran las imágenes del testigo de PETA, es una mentira. Mira cómo viven realmente las gallinas en una granja que provee huevos a Nellie’s, quienes están “certificados como humanitarios” y venden a Harris TeeterWalmartWhole Foods y otras tiendas.

Hacinados

Nellie’s afirma que las gallinas cuyos huevos vende, cuentan con “amplio espacio”, pero un testigo de PETA documentó que miles estaban muy hacinadas y que para los visitantes era difícil no pisarlas. Aunque a las aves no las mantenían en jaulas, tenían tan solo un poco más de un pie cuadrado de espacio cada una. Este espacio tan restringido evita que las gallinas realicen comportamientos naturales, tales como extender las alas, estirar y extender los cuellos para buscar alimento, y posarse y descansar debidamente.

Sin pastizales

Aunque Nellie’s afirma que las gallinas “deambulan por donde les plazca” y “tienen fácil acceso al exterior”, ese acceso estaba restringido severamente en esta granja. Las gallinas solo podían salir a través de pequeñas escotillas y tenían que abrirse paso a través de muchas otras gallinas desesperadas o dominantes que también intentaban salir, desestabilizando así su jerarquía. El dueño de la granja admitió que estas escotillas están cerradas por la noche y no se abren hasta la 1 p.m. del día siguiente. Y según el sitio web de Nellie’s, a las gallinas no las dejan salir durante el invierno.

Una veterinaria que vio las imágenes, declaró:


“En mi opinión, estos portales de escape son ‘escaparates’ que le permiten al productor nombrar a este sistema de producción como criados ‘sin jaulas’ y ‘al aire libre’ sin ninguna mejora sustancial en la calidad de vida de las gallinas.”

Una vez afuera, las gallinas buscan alimento solo en esta estrecha franja.

Sin algunas plumas y con picos cortados

A pesar de las afirmaciones de Nellie’s de usar “gallinas felices”, en esta granja, a las gallinas hacinadas y estresadas les cortan las puntas de sus picos sensibles para evitar el canibalismo entre ellas. A pesar de la mutilación, a muchas gallinas les faltaban plumas, lo que podría haber sido causado por gallinas más dominantes o por automutilación, como consecuencia del estrés y el trauma. Un miembro del personal de Nellie’s dijo que a las gallinas que fueron “demasiado picoteadas” las separan de la parvada hasta que “les vuelven a salir plumas.”

Desprovistas de todo lo que les es importante

Las gallinas son aves curiosas a quienes les gusta pasar los días rascando para encontrar comida, tomar baños de polvo, posarse en árboles y disfrutar bajo el sol. Dentro de este galpón no había “libertad” y las gallinas solo tenían una estrecha franja de tierra para buscar comida o bañarse con polvo, lo cual no se observó que ninguna ave hiciera. La certificación de Humane Farm Animal Care (HFAC) solo requiere que apenas un 15 por ciento del espacio disponible se componga de paja o sustrato adecuado para que realicen estos comportamientos innatos, que la organización llama “comportamientos de confort”.

Fue difícil para los visitantes no pisar a las hacinadas gallinas.

Todas mueren

Un empleado de Nellie’s les dijo a los visitantes que las aves son asesinadas cuando su productividad disminuye. Admitió que a las gallinas se les “agota el calcio” después de producir aproximadamente un huevo cada día durante 13 meses, y afirmó que la fragilidad de los huevos que producen después, “afectan las ganancias.” Continuó diciendo que en ese punto, las gallinas son consideradas “no viables comercialmente”, porque “el alimento es caro.”

“Las gallinas que se utilizan para la producción comercial de huevo, fisiológicamente no pueden sostener el elevado número de huevos que las obligan producir,” explica la veterinaria Dra. Ingrid Taylor. “El calcio y la energía almacenados se agotan mientras el cuerpo de la gallina intenta compensarse por la demanda antinatural de la constante producción de huevos. Esto provoca condiciones graves y mortales.”

La dislocación cervical, arrancar la columna vertebral del cerebro, es permitida por los estándares “humanitarios” de la HFAC, como una manera de matar gallinas, y el propio sitio web de Nellie’s indica que la empresa obtiene los pollitos de criaderos que “sacrifican” a los polluelos macho usando métodos tales como la maceración, triturarlos estando vivos y conscientes.

Esto es lo que puedes hacer para ayudar a detener el sufrimiento de las gallinas

Los “huevos producidos humanitariamente” no existen. La mejor manera de ayudar a detener el sufrimiento de las gallinas es dejar de comer sus huevos y su carne. Gracias a las deliciosas alternativas veganas, nunca ha sido más fácil remplazar los huevos en cada platillo que cocines.

Si sientes que Nellie’s te ha engañado al comprar huevos “criados en libertad” y “humanitarios”, por favor, envíanos tu historia a 
[email protected]
.

Haz algo más: Comprométete a ser vegano

Me doy cuenta de que comer animales les causa sufrimientos inimaginables, destruye el planeta y es malo para mi salud, así que ¡me comprometo a ser vegano!

Gallinas hacinadas dentro de galpón en granja “sin jaulas”

Firmar petición
Haz algo más: Comprométete a ser vegano
Me doy cuenta de que comer animales les causa sufrimientos inimaginables, destruye el planeta y es malo para mi salud, así que ¡me comprometo a ser vegano!
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.