“… la gente rica y tonta en Nueva York paga $300 por ellos.”

Este comentario fue hecho en noviembre de 2018 en la granja Good Shepherd Poultry Ranch en Kansas después de que trabajadores y voluntarios empujaron a 1,400 pavos llamados “autóctonos” y “felices” dentro de sucias jaulas en un camión destinado al matadero.

Por favor, ayúdanos a asegurar que menos pavos sean obligados a enfrentar este destino aterrador y atroz.

Enfermos, lastimados y abandonados para morir

Una pava respiraba con dificultad. Mientras estaba en su último aliento, los trabajadores dijeron que estaba “enferma”, que “no estaba bien”, que estaba coja, y que tenía una pierna rota. Un supervisor la dio por “muerta”, pero el ave aleteaba vigorosamente.

Los trabajadores rieron luego de que uno de ellos la dejó en el piso para que muriera.

Otra pava había perdido su globo ocular. Un trabajador que fue notificado de esto bromeó con que era una “pirata.”

Rodeados, arreados, pinchados, asfixiados y jalados de un ala

Trabajadores se amontonaron y condujeron a los aterrados pavos a un cobertizo. Un hombre pinchó a uno con un palo.

Dos pavos murieron luego de entrar en pánico. Frank R. Reese Jr., quien es propietario y opera Good Shepherd Poultry Ranch, admitió que “arreamos a los pavos” y “se asfixiaron hasta la muerte.”

Los trabajadores agarraron y jalaron a los pavos por el cuello, un ala o una pierna.

Enjaulados y transportados al matadero al igual que los pavos matados para Butterball

Los pavos gritaron, lucharon y trataron de escapar mientras los trabajadores los llevaban boca abajo solo por las piernas, sin soportar su peso. Algunos trabajadores mantenían a un ave en cada mano mientras los pavos batían frenéticamente sus alas.

Fueron apiñados en jaulas dentro de un camión donde permanecerían por al menos 12 horas, sin comida ni agua, camino al matadero en Ohio. Uno de los granjeros contratados por Reese señaló que los pavos “no pueden mover sus alas [o] piernas. (…) Los grandes pavos están muy hacinados.”

Reconoció que las aves mueren en el transporte porque “se asustan”. Un trabajador agregó que se “pisan (…) entre ellas.”

Una vez en el matadero, serán engrilletados con la cabeza para abajo y les cortarán el cuello, al igual que los pavos matados para Butterball.

Vendidos a 'gente rica y estúpida' en Nueva York y otros lados

Según uno de sus ayudantes, Reese depende de “gente rica y tonta en Nueva York” para que “paguen $300 dólares” por uno de estos pavos, cuyos cadáveres son vendidos por cientos de dólares por Heritage Foods USA y servidos en restaurantes caros en Nueva York y otros lados.

Heritage Foods se jacta de que salva “especies de ganado en vías de extinción, de la extinción” y que “la única forma de salvar a estos animales es comiéndolos.” ¡Esta sí que está buena!

Igual de repugnante es la afirmación de Reese de que “Good Shepherd” en el nombre de su granja es una “afirmación de mi fe, mi filosofía y mi enfoque de operar la granja.”

Como enseña la Biblia, los verdaderos y buenos pastores dan la vida por aquellos a su cuidado, no transportan a otros para que sus cuellos sean cortados por dinero.

¡Los pavos te necesitan para ayudar a detener esto!

No te dejes engañar por los singulares nombres de granjas y las afirmaciones acerca de animales “humanitariamente criados.” La “carne humanitaria” es ficción.

Es así de sencillo: hacerte vegano es lo mejor que puedes hacer por los pavos, y estamos aquí para ayudarte. Tenemos una enorme cantidad de información para ayudarte, ¡así que comprométete hoy mismo a serlo! 

Comprométete a ser vegano

¡Firma el compromiso para ser vegano!
Quiero comer mejor, sentirme saludable, apoyar en la lucha contra enfermedades contagiosas y la catástrofe climática, y dejar de apoyar la crueldad hacia los pollos, vacas, cerdos, peces y muchos otros animales criados para comerlos. Al firmar, me comprometo a ser vegano.
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.