Especismo: prejuicio o discriminación en función de la especie

Especismo, tal y como el sexismo, el racismo y otras formas de discriminación, es un sistema de creencias opresivo en el cual aquellos con poder establecen límites para justificar el uso o la exclusión de sus congéneres menos poderosos. Una línea de “razonamiento” de supremacía humana que se utiliza para defender el tratar a otros seres vivos sintientes como herramientas de investigación, vestimenta, juguetes o incluso ingredientes en la comida, aunque compartan nuestra capacidad para sentir dolor, hambre, miedo, sed, amor, alegría y soledad, y tengan el mismo interés que los humanos de ser libres y permanecer vivos.

Los animales no humanos no son objetos que nos pertenecen, son individuos con intereses propios, al igual que nosotros. Abordar el especismo y reconocer los derechos de los demás animales puede ser tan simple como respetar sus necesidades o dejarlos en paz.

Muchos humanos crecen pensando que son totalmente distintos y superiores a otros animales, sentando así las bases para su explotación.

 

Desde la infancia, la mayoría de los humanos somos condicionados para considerar a ciertas especies como dignas de cuidados y compasión, y a otras como menos importantes o merecedoras, sobre la base de preferencias humanas arbitrarias. Esta percepción tóxica conduce a los humanos a tener distinciones infundadas entre especies de animales basadas en el valor que para ellos tienen esos animales. Considera los siguientes ejemplos:

  • A menudo se considera a los animales como propiedad. Muchas personas se dicen “dueñas” de un animal y se refieren a los animales como cosas, como si él o ella fueran un objeto inanimado como una mesa o una silla.
  • La mayoría de los humanos no mantendría a su perro hacinado en un galpón o viviendo sobre un piso de concreto inmundo, manera en la cual viven los cerdos dentro de la industria alimentaria, a pesar de que los cerdos son capaces de experimentar el mismo dolor, alegría, miedo y sufrimiento que los perros.
  • Algunas personas usan abrigos con adornos de pelaje de coyote o rellenos con plumas arrancadas de un ganso adolorido, pero la mayoría de ellos nunca consideraría arrancar con sus manos el pelaje de la espalda de un gatito que llora.
  • Muchas personas condenan a otras culturas por comer perros o por practicar la caza furtiva de animales silvestres, mientras deliberadamente ignoran sus propios hábitos crueles, como si comer a otros animales o cazar ciervos fuera diferente.

Conclusión: Debido al especismo, aprendemos a ignorar nuestra propia conciencia, que nos dice que es incorrecto maltratar a los demás.

 

Nos convencemos de que tenemos el derecho de encerrar a animales en laboratorios, experimentar en ellos y matarlos.
Nos decimos que está bien comer helado hecho con leche de vaca sin admitir que unos momentos de satisfacción no están por encima del derecho que tiene una vaca de alimentar a su becerro.
Les robamos la lana a las ovejas para hacer suéteres y bufandas y a los patos las plumas para hacer chaquetas o almohadas.
Y el gozo que alguien puede obtener al lanzar en el agua un anzuelo para atrapar peces no puede importar más que el dolor que se les inflige cuando se les perfora el labio y se les arroja en un entorno en el que no pueden respirar.

 

Es especista creer que las diferencias entre humanos y otros animales son suficientes para torturar y matar a aquellos con quienes no empatizamos. Es especista pensar que somos superiores y que de alguna manera eso justifica violar, enjaular y mutilar animales que no se ven exactamente como nosotros. Es especista explotar a otros porque no los entendemos completamente o en absoluto, asumiendo que no son tan inteligentes como nosotros cuando medimos su inteligencia en términos humanos y a descartar su sufrimiento porque nos beneficia.

Somos Iguales en los Aspectos Más Importantes

 

Ya sea que tengamos plumas o pelaje, piel o escamas, todos somos capaces de experimentar sentimientos complejos como el amor, la tristeza, el dolor y la alegría, y todos tenemos el deseo de vivir, estas cosas no son exclusivas de los humanos. Considera los siguientes ejemplos:

  • Los elefantes y los chimpancés experimentan duelo y derraman lágrimas cuando un miembro de su familia muere.
  • Las vacas caminan kilómetros para encontrar a los bebés que les robaron.
  • Muchas orcas permanecen en los océanos con sus familias toda la vida.
  • Las ratas arriesgan sus vidas para salvar a otros.
  • A los peces les gusta el contacto físico con otros peces y, a menudo, se frotan suavemente unos contra otros, de la misma manera en que un gato se frota entre tus piernas.

Ahora sabemos que todos los animales pueden razonar, que todos tienen formas de comunicación, que averiguan cosas que nos asombran, y que ciertamente sufren enormemente en manos de los humanos.

Trabajar para acabar con el especismo significa considerar el impacto de tus acciones y palabras sobre los animales en tu vida diaria y hacer lo posible para evitar lastimarlos.

Demuestra tu apoyo a través de Twitter e Instagram y publica algunos de los siguientes mensajes o crea los tuyos propios con el hashtag #FinAlEspecismo:

  • Estoy ayudando a poner #FinAlEspecismo comprando solo productos no probados en animales.
  • Estoy ayudando a poner #FinAlEspecismo al no ir a SeaWorld.
  • Estoy ayudando a poner #FinAlEspecismo siendo vegano.
  • Estoy ayudando a poner #FinAlEspecismo al no usar pieles.
  • Estoy ayudando a poner #FinAlEspecismo al no referirme a los animales como cosas.
  • Estoy ayudando a poner #FinAlEspecismo considerando a los animales en todo lo que hago.


Compromiso para Poner Fin al Especismo

Firmar petición

Compromiso para Poner Fin al Especismo
Quiero ayudar a poner fin al especismo comprometiéndome a reconocer que los animales no son nuestros para usarlos ni abusar de ellos, y que todos los seres vivos y sintientes merecen ser tratados con respeto y compasión. Firmando con mi nombre, me comprometo a considerar el papel de los animales en lo que compro, como, visto y hago, y a rechazar todo lo que les cause daño.
Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.