Mujer aventada por un elefante revela los peligros de los encuentros

La visitante estadounidense en Tailandia, Whitney Lavaux, recibió una desagradable sorpresa mientras intentaba lavar a un elefante en Chiang Mai: El potente mamífero la envió volando por el aire.

Afortunadamente, ella escapó sin ninguna lesión grave, y de una manera jocosa llamó a su recién descubierta actividad “elefarse”. Con suerte, ella comprende que su día pudo haber ido mucho peor.

Muchas personas – incluyendo niños – han resultado heridas después de que elefantes estresados ​​y traumatizados han colapsado y desbocado. En 2016, un escocés fue pisoteado hasta morir y su hija de 16 años resultó gravemente herida durante un paseo en elefante en Tailandia. Más tarde ese año, una mujer murió después de que un elefante la levantó con su trompa, la arrojó al suelo y la aplastó. Estos son solo dos ejemplos de los muchos incidentes dañinos que involucran a elefantes cautivos frustrados.

TripAdvisor, el sitio de viajes más grande del mundo, ya no vende entradas para encuentros en los que los animales salvajes se ven obligados a entrar en contacto directo con el público, incluyendo paseos en elefante, encuentros con tigres y excursiones para “nadar con delfines”. Estos encuentros ponen en peligro a animales salvajes y en peligro de extinción (¡y a los viajeros!).

Qué puedes hacer

El repunte en el conocimiento público sobre la crueldad de los paseos y atracciones con elefantes ha afectado la manera en que los promotores comercializan tales encuentros. La mejor manera de asegurarte de que no estás apoyando una industria de maltrato y explotación es mantenerte alejado por completo de los encuentros con elefantes que promueven el contacto humano. En su lugar, ve a safaris en los que los elefantes deambulan libremente en su entorno natural e investiga cualquier santuario antes de visitarlo.

CÓMO SABER SI UN LUGAR ES UN VERDADERO SANTUARIO ANIMAL