Prohibición de Foie Gras vigente en California después de decisión de la Suprema Corte

La industria del foie gras ha fracasado: a pesar de varios intentos por legitimar el consumo de hígados infectados de aves sobrealimentadas a la fuerza, la prohibición de la venta de foie gras en California volverá a estar vigente.

La Suprema Corte de EE.UU. votó para denegar la solicitud de la industria del foie gras de revisión de la prohibición, ratificando esencialmente la prohibición en California de las ventas del producto obtenido cruelmente.

California prohibió la venta de foie gras en 2012, y desde entonces, la industria de foie gras ha intentado anular la prohibición. En septiembre de 2017, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos ratificó la prohibición. Después, la industria del foie gras pidió que el Noveno Circuito revisara la decisión, y la solicitud fue negada. Posteriormente, la industria apeló la decisión en la Suprema Corte donde se dejó la prohibición en un limbo legal, no estando en efecto hasta que la corte tomara una decisión.

Esta victoria por los animales se dio tras los incansables esfuerzos de activistas por los derechos de los animales que se oponen a la anticuada industria del foie gras. PETA y nuestros seguidores han protestado por años en contra de la venta de este vil producto en California, exponiendo el cruel proceso de producción de esta industria y aconsejando a los consumidores a comer falso foie gras vegano y fácil de adquirir.

California ahora puede hacer cumplir la prohibición. Si sabes de algún restaurante que aún sirve foie gras, por favor, notifica a PETA de inmediato.

Imagina a alguien introduciendo un tubo en tu garganta y obligándote a comer hasta que estés totalmente enfermo.

No existe nada sofisticado o natural en el foie gras (que se traduce “hígado graso”). Para producirlo, patos y gansos sensibles y conscientes son hacinados en galpones parecidos a cobertizos y son obligados a comer hasta que desarrollen una lipidosis hepática, comúnmente conocida como “enfermedad del hígado graso”. La alimentación forzada ocasiona que el hígado de las aves se hinche 10 veces más que su tamaño normal. Muchas de las aves tienen dificultad para pararse porque sus doloridos hígados agrandados inflaman sus abdómenes.

Un exposé de PETA de Hudson Valley Foie Gras en Nueva York reveló que se esperaba que los trabajadores forzaran a comer a 500 aves tres veces al día. Un trabajador dijo a PETA que pudo sentir en las gargantas de algunos patos, bultos parecidos a un tumor causados por la alimentación forzada. Los patos hasta tenían heridas en el cuello cubiertas de gusanos, tan severas que el agua se derramaba cuando la tomaban.

Comparte con tus amigos, familiares y seguidores en redes sociales esta interesante noticia acerca de la prohibición de foie gras en California.

Diles a todos que el foie gras es producto de la crueldad extrema hacia los nobles patos y gansos, y aliéntalos a que lo eviten (y a todos los productos derivados de animales) haciéndose veganos el día de hoy.

Comprométete a ser vegano

Recibe Gratis un Kit Vegano para Principiantes