5 razones por las que no hay que regalar un cachorro de perro o un gatito en Navidad

  • Publicado 3 semanas

Solo porque los animales se ven lindos bajo el árbol de Navidad, no significa que sean buenos regalos navideños. Cuidar a los animales implica una enorme responsabilidad y ellos nunca deberían ser regalados sin pensar, a nadie. Los animales merecen la mejor vida posible, pero al ser regalados, esto hará que ese resultado sea menos probable. Aquí algunas de las muchas razones por las que esto sucede:

  1. El alcance de atención de un niño puede ser más adecuado para un animal de peluche.

Los refugios de animales están repletos hasta el tope de su capacidad, con animales sin hogar, siendo muchos de ellos ex “mascotas”, todo porque un niño perdió su interés y nadie intervino y le dedicó un tiempo para educarlo y cuidarlo. Los perros necesitan ejercitarse al aire libre todos los días, y se requiere una enorme inversión de tiempo para educar a un cachorro – los niños no tienen la madurez suficiente como para asumir esta responsabilidad.

  1. Mucha gente no quiere un animal para Navidad.

¿La persona ha expresado interés en adoptar a un animal? ¿Qué tipo y especie de animal sería el adecuado? (Por ejemplo, un perro adulto con buenas costumbres o un gato de regazo de mediana edad es más adecuado que un cachorro o gatito muy energético). Si una familia decide adoptar a un animal,  cada miembro de la familia debería ir al refugio de animales local para elegir a uno, luego de haber analizado las obligaciones y compromisos de largo plazo involucrados. Si regalas un animal, existen altas probabilidades de que, en primer lugar, el destinatario nunca haya querido un animal, lo que puede resultar en un trato irresponsable.

  1. También puedes estar “regalando” un gasto extra inesperado.

¿La persona cuenta con el espacio, el tiempo y el dinero para cuidar a un animal? (Cuidar a un animal de compañía requiere un compromiso de por vida, que puede durar por más de 20 años.) Los costos pueden sumar rápidamente no solo en cuanto a la comida, sino también en gastos veterinarios y de emergencias cuando el perro se traga un calcetín o el gato mordisquea algunas plantas tóxicas de interior. ¿Es el destinatario una persona ocupada? De ser así, podría necesitarse una niñera de mascotas regular y/o un paseador de perros. Forbes estima que el costo de cuidado de un gato será de “al menos $780 por año y de $16.800 más allá de los 15 años de existencia [del gato]”. Para un perro más grande, estima un precio de “$1.570 por año, y para más de 12 años de vida, [costos totales] de entre $22.025 a más de $82.929 para la gente que contrata a paseadores.” ¡El estimado de Forbes para perros pequeños es aun más alto!

  1. No tienes la bola de cristal.

Nadie sabe qué le depara el futuro. ¿Hay cambios predecibles en la vida que podrían hacer que el cuidado del animal sea difícil? (¿Y qué sobre los no predecibles?) Por ejemplo, cierta gente no se da cuenta de que es alérgica a los animales, hasta que el animal ya está bajo su cuidado. A Pookie la tenían afuera, hasta que PETA convenció a su familia de tenerla dentro. Pero cuando descubrieron que su hijo menor era alérgico, terminaron pidiéndole a PETA que se llevara a Pookie y le encontrara un nuevo hogar. Ahora vive adentro feliz con su nueva familia, pero no todos los animales tienen esa suerte. Mucha gente deja a sus compañeros animales en refugios abarrotados, o el animal pasará por una serie de hogares, lo que puede llevar a problemas de conducta y causar trauma y consecuencias psicológicas.

Muchas cosas pueden suceder en el tiempo, que pueden afectar la capacidad de una persona de brindar el cuidado adecuado para un animal.

  1. Existe solo una manera segura de regalar un animal

Si conoces a alguien que realmente quiere un compañero animal y está listo para la responsabilidad, ¿qué te parece darle un certificado de regalo para el costo de la adopción en el refugio de animales local? Empaqueta un platillo de comida y algunos juguetes para regalar, junto al certificado de regalo y ponlos bajo el árbol. O puedes comprar una cama de perro o transportadora de gato y empaquetarla con un peluche animal y el certificado de regalo. Luego de las fiestas, pueden ir todos al refugio y elegir un animal de compañía que sea el indicado para el destinatario.

Por favor, adopta solo en refugios de animales y nunca compres un animal en una tienda de mascotas o criador. Y no olvides esterilizar a todos tus compañeros animales.

COMPROMÉTETE A ADOPTAR Y NO COMPRAR

Entradas relacionadas