Maravilloso: ratones y ratas rescatados de laboratorio ven el sol por primera vez

Luego de que los ratones y ratas son usados en experimentos, en Italia algunos pueden ser salvados. Las leyes del país alientan a los experimentadores a liberar a estos animales y darles la oportunidad de ser adoptados. Así es como estos pequeños animales que se muestran aquí, finalmente pueden salir, sentir el sol en sus caras, ser sostenidos, abrazados y hasta sentir cosquillas (algo que las ratas disfrutan). La fotógrafa Rachele Totaro, simpatizante de PETA en Italia, y voluntaria del grupo de rescate La Collina dei Conigli, captó los primeros momentos al sol, de las ratas y ratones rescatados, y compartió sus fotos con PETA.

Escribe: “Tímidos, pequeños guerreros, curiosos exploradores, amantes de los acurrucos: todos actuaron de manera diferente cuando fueron llevados al aire libre y demostraron una vez más que no son simples números, como son considerados en laboratorios, sino individuos con actitudes y personalidades peculiares.”

Algunos con ojos muy abiertos, curiosos, querían explorar el gran y nuevo mundo que veían por primera vez:

Otros solo parecían querer disfrutar del sol y oler el aire fresco:

Algunos estaban un poco intimidados y se aferraban firmemente a sus rescatadores:

Y otros estaban más interesados en acurrucarse que en explorar:

Las ratas y los ratones son mamíferos que sienten dolor, miedo, soledad y alegría como nosotros. Estos animales altamente sociales usan comunicación verbal, aman a sus familias y establecen vínculos estrechos con sus guardianes humanos. Los ratones machos atraen a las hembras cantando canciones de amor. Y las ratas están entre los animales más empáticos, exponiéndose al peligro, antes que permitir que otros miembros de su especie, sufran.

Pero a pesar del hecho de que estos son individuos inteligentes con vidas social y emocionalmente ricas, y con sistemas nerviosos centrales complejos, no existen leyes federales en EE.UU. que protejan a los más de 100 millones de roedores quienes son explotados y maltratados en laboratorios todos los años. No se les dan analgésicos, no son considerados. Para los experimentadores, no valen siquiera un número.

Tu puedes ayudar a hacer la diferencia por estos animales sensibles y vulnerables. Apoya a compañías y organizaciones benéficas que no prueban productos en animales y toma el compromiso de PETA de estar libre de crueldad, hoy mismo:

Me comprometo a solo comprar productos libres de crueldad