¿Cuáles son algunas alternativas a las pruebas en animales?

Durante una reunión del gobierno sobre financiamiento para la investigación, el ex director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, Dr. Elias Zerhouni, admitió que experimentar con animales para ayudar a los humanos ha sido un gran fracaso. Diciendo a sus colegas:

«Nos hemos alejado del estudio de las enfermedades humanas en los humanos. … Todos nos cegamos, yo incluido. … El problema es que [las pruebas en animales] no han funcionado, y es hora de dejar de bailar alrededor del problema. … Necesitamos reenfocarnos y adaptar nuevas metodologías para su aplicación en humanos a fin de comprender la biología de la enfermedad en los humanos».—Dr. Elias Zerhouni

Hoy día, debido a que los experimentos con animales son crueles, costosos y generalmente inaplicables a los humanos, los científicos más avanzados del mundo han pasado a desarrollar y utilizar métodos para estudiar enfermedades y probar productos que reemplazan a los animales y son realmente relevantes para la salud humana. Estas alternativas a las pruebas en animales incluyen pruebas sofisticadas que usan células y tejidos humanos (también conocidas como métodos in vitro), técnicas avanzadas de modelado informático (a menudo denominadas modelos in silico) y estudios con voluntarios humanos. Estos y otros métodos sin animales no se ven obstaculizados por las diferencias entre las especies que dificultan o imposibilitan la aplicación de los resultados de las pruebas en animales a los seres humanos, y generalmente requieren menos tiempo y dinero para completarse.

PETA y sus afiliados financian el desarrollo de muchas de estas alternativas a las pruebas en animales, promueven vehementemente su uso ante gobiernos y empresas de todo el mundo, y publican los resultados de investigaciones que demuestran su superioridad a las pruebas animales tradicionales.

Estos son solo algunos ejemplos de la gama de métodos de investigación de vanguardia sin animales que están disponibles y sus demostrados beneficios:

Pruebas In Vitro

  • El Instituto Wyss de Harvard ha creado «órganos en chips» que contienen células humanas cultivadas en un sistema de vanguardia para imitar la estructura y función de los órganos humanos y los sistemas de órganos. Los chips se pueden usar en lugar de animales en la investigación de enfermedades, pruebas de medicamentos y pruebas de toxicidad y se ha demostrado que replican la fisiología humana, las enfermedades y las respuestas a los medicamentos con mayor precisión que los primitivos experimentos en animales. Algunas compañías, como HμRel Corporation, ya han convertido estos chips en productos que otros investigadores pueden usar en lugar de animales.
  • Una variedad de pruebas basadas en células y modelos de tejidos se puede utilizar para evaluar la seguridad de medicamentos, productos químicos, cosméticos y productos de consumo. CeeTox (comprado por Cyprotex) desarrolló un método para evaluar el potencial de una sustancia para causar alergia cutánea en humanos, el cual incorpora el modelo de tejido EpiDerm™ de MatTek, un modelo de piel tridimensional derivado de células humanas que reproduce rasgos clave de la piel humana normal. Este método reemplaza el uso de conejillos de indias o ratones, a quienes se les habría inyectado una sustancia o se la habría aplicado a su piel rapada para determinar una respuesta alérgica. El EpiDerm™ de MatTek también se usa para reemplazar a los conejos en experimentos dolorosos y prolongados que tradicionalmente se han utilizado para evaluar los químicos por su capacidad de corroer o irritar la piel.
  • Investigadores del Laboratorio de Referencia de la Unión Europea para alternativas a las pruebas en animales desarrollaron cinco pruebas diferentes que utilizan células sanguíneas humanas para detectar contaminantes en los medicamentos que provocan una respuesta febril potencialmente peligrosa cuando ingresan al cuerpo. Los métodos sin animales reemplazan el uso primitivo de conejos en este doloroso procedimiento.

Modelado informático (in silico)

  • Los investigadores han desarrollado una amplia gama de sofisticados modelos de computadora que simulan la biología humana y la progresión del desarrollo de enfermedades. Los estudios demuestran que estos modelos pueden predecir con precisión las formas en que los nuevos fármacos reaccionarán en el cuerpo humano y reemplazar el uso de animales en la investigación exploratoria y en muchas pruebas estándar de medicamentos.
  • Las relaciones cuantitativas estructura-actividad (QSAR por sus siglas en inglés) son técnicas computarizadas que pueden reemplazar las pruebas con animales al hacer estimaciones sofisticadas de la probabilidad de que una sustancia sea peligrosa, en función de su similitud con sustancias existentes y nuestro conocimiento de la biología humana. Las empresas y los gobiernos utilizan cada vez más las herramientas QSAR para evitar las pruebas de sustancias químicas en animales, y PETA promueve y financia activamente su uso a nivel internacional.

Investigación con voluntarios humanos

  • Un método llamado «microdosificación» puede proporcionar información vital sobre la seguridad de un fármaco experimental y cómo es metabolizado en humanos antes de los ensayos en humanos a gran escala. A los voluntarios se les administra una dosis extremadamente pequeña una sola vez, y con sofisticadas técnicas de imagen se monitorea cómo se comporta la droga en el cuerpo. La microdosis puede reemplazar ciertas pruebas en animales y ayudar a descartar compuestos de drogas que no funcionarán en humanos para que no pasen innecesariamente a la fase de pruebas en animales requeridas por el gobierno.
  • Las técnicas avanzadas de imagen y registro del cerebro, como la resonancia magnética funcional (fMRI por sus siglas en inglés), con voluntarios humanos pueden usarse para reemplazar los experimentos arcaicos en los que se provoca daño cerebral a ratas, gatos y monos. Estas técnicas modernas permiten que el cerebro humano sea estudiado con seguridad hasta el nivel de una sola neurona (como en el caso de la electroencefalografía intracraneal), y los investigadores pueden incluso inducir trastornos cerebrales temporales y reversibles mediante la estimulación magnética transcraneal.

Simuladores de paciente humano

  • Se ha demostrado que los simuladores de pacientes humanos computarizados impresionantemente realistas que parecen respirar, sangrar, convulsionar, hablar e incluso «morir» enseñan fisiología y farmacología a los estudiantes mejor que los ejercicios primitivos que implican abrir animales. Los simuladores de más alta tecnología imitan enfermedades y lesiones y dan la respuesta biológica adecuada a las intervenciones médicas e inyecciones de medicamentos. El noventa y siete por ciento de las escuelas de medicina en los EE.UU. ha reemplazado por completo el uso de laboratorios de animales en la capacitación médica con simuladores como este, así como sistemas de realidad virtual, simuladores de computadora y experiencia clínica supervisada.
  • Para un entrenamiento médico más avanzado, sistemas como TraumaMan, que replica un torso humano que respira y sangra y tiene capas realistas de piel y tejido, costillas y órganos internos, son ampliamente utilizados para enseñar procedimientos quirúrgicos de emergencia y se ha demostrado en numerosos estudios que imparten habilidades para salvar vidas mejor que los cursos que requieren que los estudiantes abran cerdos, cabras o perros vivos.

Visita el sitio web del International Science Consortium de PETA para obtener más información sobre el trabajo global de PETA y sus afiliados para promover el desarrollo y el uso de métodos modernos de investigación y pruebas sin animales. Aquí puedes encontrar una lista de métodos alternativos de pruebas de toxicidad aprobados por los reguladores, y aquí puedes encontrar una lista de organizaciones involucradas en el desarrollo de métodos sin animales.

¡Haz algo ahora mismo!