Estos modelos son “desollados vivos’ para crear consciencia sobre el pelaje (video)

¿Cómo se vería una granja llena de humanos explotados por su piel y cabello?

¿Estarían encerrados en jaulas de alambre desoladoras y diminutas?

Play

¿Estarían encadenados desnudos y los desollarían vivos?

Play

En un cortometraje nuevo llamado “The Skin You’re In“, la directora Melanie Light destaca la extrema crueldad de la industria del pelaje pero con un giro, el film coloca a actores humanos en el lugar de los animales que son asesinados por sus pieles y pelajes. Con una mezcla de imágenes reales de animales en granjas de pelaje tomadas por testigos, el video trae a la vida el miedo y la angustia que padecen zorros, visones e incluso perros. Míralo ahora: 

The Skin You're In

Here is the short film we made to try and highlight the pain and suffering animals go through for the real fur trade. Thanks everyone involved in the shoot. Melanie .

Posted by The Skin You're In on Monday, October 2, 2017

Para los animales en las granjas de pelaje, este terrible escenario que pareciera una pesadilla, es la vida real. Estos animales sienten el mismo miedo, desesperación y dolor que sienten los humanos, aunque su sufrimiento sea ignorado cada vez que alguien compra un abrigo o accesorio de pelaje.

Si no te pondrías un abrigo hecho de piel y cabello humano, entonces no existe ninguna justificación para vestir uno de otro animal. 

Play

Play

Hay muchas opciones de moda veganas hoy en día, incluyendo la imitación de pelaje (hecho de modacrílicas o cáñamo) y “shearling” sintético. El creciente número de diseños libres de pelajes en las pasarelas es un claro indicio de lo fácil que es verte bien sin que nadie tenga que ser asesinado.

Todos somos iguales. ¡Comprométete hoy a nunca usar pelajes!

Adopta una postura en contra de la crueldad comprometiéndote a nunca comprar ropa ni accesorios de pelaje. A continuación, revisa nuestra guía de moda vegana para aprender todo lo que necesitas saber acerca de las prendas libres de animales.

Comprométete a no usar pelaje