¿Podrían las Sucias Granjas Peleteras Provocar la Próxima Pandemia Global?

¿Sangre, asfixia, muerte y… pandemias? No, no estamos hablando de «mercados húmedos», como en el que se cree surgió el COVID-19. Estamos hablando de otros potenciales caldos de cultivo de enfermedades contagiosas: las granjas de peletería. Los patógenos prosperan en estos dos entornos sangrientos. Entonces, cuando se trata de los riesgos que suponen para la salud pública, las granjas peleteras no son realmente diferentes a los mercados de animales vivos. Como hemos visto con numerosas amenazas globales para la salud, las enfermedades mortales pueden transmitirse a los humanos, donde los animales se mantienen en confinamiento grupal o son asesinados.

¿Qué tienen que soportar los animales en las granjas de peletería?

Los animales criados por su pelaje, incluidos los visones, los zorros y los perros mapache, están generalmente confinados en jaulas de alambre estrechas. Muchos no tienen suficiente espacio para voltearse o, incluso, para estirarse por completo. Son obligados a vivir en condiciones de insalubridad. Como resultado del estrés severo, los animales en las granjas peleteras recurren a la automutilación o la canibalización de sus compañeros de jaula. Los animales lesionados en la industria de las pieles comúnmente no reciben atención veterinaria.

Una investigación encubierta de PETA durante dos meses en Dillenburg Fur Farm, LLC, una instalación enorme en Wisconsin, el principal estado productor de visones del país, reveló que miles de visones y una veintena de zorros fueron mantenidos en hileras de jaulas sucias con pisos de alambre, hasta que fueron sacrificados, todo para que su pelaje pudiera convertirse en abrigos y adornos. Muchos animales estaban enjaulados sobre montones de sus propios desechos. En uno de los casos, un visón mordió la jaula hasta que su cara quedó ensangrentada.

¿Las enfermedades empiezan en las granjas de peletería?

En las asquerosas granjas peleteras de hoy en día, los animales están confinados en jaulas de alambre estrechas. La orina, los excrementos, el pus y la sangre fluyen de una jaula a otra adyacente. Los animales con infecciones, llagas y heridas supurantes, causadas por el alambre duro en el que son forzados a pararse, son algo común.

En estas condiciones, las enfermedades contagiosas pueden transmitirse fácilmente entre los animales o, incluso, entre los trabajadores.

Mink on fur farm

Según los informes, dos granjas de visones en los Países Bajos criaron animales que dieron positivos al coronavirus. Las dos granjas, con más de 20.000 visones entre ambas, están localizadas en Brabante del Norte, centro del brote de COVID-19 en el país y corazón de la industria del visón holandés.

¿Qué enfermedades comienzan en las granjas peleteras?

Una amplia gama de patógenos puede infectar a zorros, perros mapache y visones. Algunas de estas enfermedades, incluyendo la tularemia, la hepatitis E y la influenza, son zoonóticas, lo que significa que pueden transmitirse de los animales a los humanos.

La hepatitis E es una enfermedad viral que puede causar inflamación del hígado, ictericia y pérdida del apetito en humanos. La tularemia es una enfermedad bacteriana que comúnmente padecen los que trabajan con pieles, y un pequeño número de bacterias puede causar infecciones potencialmente letales.

Y no son sólo los trabajadores de las granjas peleteras los que están en riesgo. Cualquier industria en la que los humanos manipulen animales supone un riesgo de transmisión de un virus recién evolucionado, de los animales a los humanos, y brotes de enfermedades.

PETA está trabajando para ayudar a los animales en las granjas de peletería en este momento

Después de que Anna Wintour, la editora de Vogue, dijo que la pandemia de COVID-19 ofrecía la oportunidad de «repensar nuestros valores», PETA envió una carta instando a la vil especialista en moda a arrancar el pelaje de las páginas de la revista. Elegantes pieles sintéticas y otras telas veganas están disponibles en tiendas de todo el mundo y PETA continúa trabajando con diseñadores y minoristas, animándolos a que usen y vendan sólo materiales respetuosos con los animales.

También estamos haciendo un llamado al gobernador de Wisconsin, el mayor estado productor de pieles de visón en EE.UU., con más de 50 granjas de visones, pidiéndole que cierre estas instalaciones inmediatamente, en un esfuerzo por proteger vidas humanas. Anualmente, Wisconsin produce más de 1 millón de pieles de visón, más de un tercio de la producción total nacional.

Qué puedes hacer para ayudar

Participa en nuestros esfuerzos para ayudar a evitar que los animales sean asesinados por su piel, instando a las marcas comerciales a que dejen de venderlo. Comienza ahora:

ACTÚA HOY POR LOS ANIMALES EN LAS GRANJAS PELETERAS