¿Quién es Kshamenk? Conoce a la Orca más Solitaria de Sudamérica

¿Quién es Kshamenk?

Kshamenk es una orca macho que fue separado de su familia en el océano y está siendo mantenido en un tanque hacinado en Mundo Marino, un parque marino en Argentina.

Se cree que Kshamenk tenía alrededor de 4 años cuando fue capturado en 1992 y ha permanecido sin la compañía de otra orca desde el año 2000, cuando Belén –la orca hembra con quien estaba– murió. Esto significa que ha pasado 29 años atrapado en un tanque pequeño.

Muchos especulan que se usaron botes, deliberadamente, para varar a Kshamenk y a otros miembros de su manada para que pudieran ser capturados bajo el disfraz de rehabilitación. No sorprende que nunca hayan sido liberados en el océano, sino mantenidos como juguetes vivientes.

Mundo Marino sigue lucrando con la miseria de Kshamenk.

Un vistazo dentro de Mundo Marino

Mientras que muchos americanos desconocen Mundo Marino en Argentina, una empresa es íntimamente familiar con el parque marino sudamericano: SeaWorld.

Aunque SeaWorld finalizó su cruel programa de reproducción de orcas hace no mucho, según el ex entrenador, convertido en autor, John Hargrove, SeaWorld envió personal a Argentina para entrenar a la orca solitaria de Mundo Marino, para que permitiera que los humanos siguieran recolectando su semen.

SeaWorld reportó entonces que usó ese semen para inseminar al menos a dos de las hembras que tenía cautivas en sus parques de Estados Unidos.

El sufrimiento de Kshamenk en Mundo Marino

Kshamenk, al igual que todas las orcas macho adultas en cautiverio, tiene la aleta dorsal colapsada, una condición que es extremadamente rara en la naturaleza y es una señal de estrés o mala salud. Estar confinado en los terribles tanques diminutos en los que está encerrado le ha cobrado un enorme precio. Las imágenes en video tomadas dentro de Mundo Marino lo muestran exhibiendo un comportamiento problemático conocido en inglés como “logging”:

Kshamenk dorsal fin Mundo Marino

Privado de estimulación mental, Kshamenk puede ser visto a menudo flotando desanimadamente, durante varios minutos, sobre el agua poco profunda de los tanques minúsculos de contención en Mundo Marino, como si hubiera perdido toda esperanza. Y ¿por qué no la habría perdido?

El material genético de Kshamenk fue enviado a Estados Unidos para hacer funcionar la hoy difunta fábrica de reproducción de orcas de SeaWorld. Para producir tantos animales, tan rápido como fuera posible, SeaWorld impregnó a algunas de sus orcas hembra antes de haber alcanzado la madurez sexual plena. Esto significa que muchas de las jóvenes madres, también privadas de la rica estructura familiar de las manadas silvestres, nunca aprendieron a cuidar debidamente de sus propios bebés, creando un ciclo de miseria. El alcance de los problemas debidos al programa de reproducción de SeaWorld continúa siendo alarmante: entre otras muchas cuestiones, el nacimiento de bebés muertos era común en los parques y las hembras que habian dado a luz recientemente eran preñadas de nuevo antes de que sus cuerpos tuvieran el tiempo suficiente para recuperarse del primer alumbramiento.

En el siguiente video, verás a Hargrove destacar algunas de las prácticas poco éticas que se llevaban a cabo (y que probablemente continuarán) tras bastidores en los parques de SeaWorld:

La historia de Kshamenk no es la única historia triste que sale de Mundo Marino.

Los visitantes del parque enviaron imágenes en video a PETA, las cuales mostraban a leones marinos languideciendo en condiciones penosas dentro de las horrendas instalaciones.

El alojamiento de los leones marinos no ofrecía una fuente confiable de sombra para los animales para que pudieran escapar del sol. Los ojos nublados de los leones marinos muestran un tinte azul por las cataratas, y tienen que mirar directamente hacia el abrasador sol para rogar por comida. Los pinnípedos cautivos como estos (focas, leones marinos y morsas) a menudo sufren de mala salud ocular en los parques marinos y en Mundo Marino tú puedes ver la evidencia.

La veterinaria de la Fundación PETA, Heather Rally, revisó las imágenes tomadas de los leones marinos en Mundo Marino y notó que varios animales tenían áreas visibles de alopecia areata (pérdida de pelaje), y cree que es probablemente debido al roce frecuente de su piel contra superficies duras. Estos parches sin pelo sugieren que los animales están teniendo un comportamiento estereotipado (repetitivo anormal), que indica que están estresados. Este tipo de comportamiento también es conocido como “zoocosis“. En efecto, los animales están tan frustrados por su cautiverio que empiezan a realizar los mismos movimientos una y otra vez, sin parar una vez que han comenzado a hacerse daño.

Además, dice la Dra. Rally, a los visitantes del parque les permitían estar tan cerca de los leones marinos que se presentaba un peligro real de que tanto los animales como los humanos pudieran ser heridos gravemente.

La realidad es que un tanque diminuto tratado con químicos nunca sustituirá realmente al océano.

Privados de la rica vida social que tendrían en la naturaleza, el sufrimiento físico y mental de los animales marinos en cautiverio es evidente en lugares como Mundo Marino y en los parques de SeaWorld en EE.UU.

Nunca apoyes a las empresas que se lucran con el confinamiento de cetáceos, pinnípedos ni ningún animal.

¿Quieres hacer más?

Diles a todas las personas que conoces, “¡Por favor, no vayan a los parques marinos!” e insta a SeaWorld a que retire a los animales mantenidos actualmente en sus tanques a santuarios costeros.

DILE A SEAWORLD QUE VACÍE LOS TANQUES