Tratamos a los peluches Beanie Babies como animales reales y fue muy aberrante

Escrito por Kim Johnson

Es difícil observar el sufrimiento de los animales, pero es importante aprender sobre esto de modo que podamos trabajar juntos para detener el maltrato hacia los animales. Así que te lo explicamos usando peluches de animales “Beanie Babies”.

Mira estas industrias, que son famosas por maltratar a los animales:

Circos

Play

 

Un bullhook, que se asemeja a un atizador de chimenea, tiene un gancho de acero afilado y una punta en uno de sus extremos. Los entrenadores utilizan bullhooks para azotar, golpear, pinchar y punzar a los elefantes para obligarlos a someterse. Los animales en los circos no actúan porque quieren, sino porque tienen miedo de lo que les ocurre si no lo hacen.

Parques marinos

Play

 

Las orcas, que a veces se conocen equivocadamente como “ballenas asesinas”, son los animales marinos más grandes que son mantenidos en cautiverio, y, en lugares como SeaWorld, estos animales sociables y muy inteligentes son obligados a nadar en círculos sin fin en hacinados tanques de concreto. Las instalaciones que mantienen a las orcas en cautiverio les niegan todo lo que es natural e importante para ellas, y la gente que va a estos parques está apoyando el sufrimiento de las orcas.

Cacería

Play

 

La caza no es un deporte: es matar por diversión. Muchos animales sufren muertes dolorosas cuando son asesinados por los cazadores y sus familias son destrozadas, todo por un “trofeo” repugnante.

Experimentos en animales

Play

 

Más de 105.000 monos y otros primates están encarcelados en laboratorios en EE.UU. Los experimentadores los utilizan en pruebas crueles y dolorosas, incluso cuando las investigaciones han demostrado que los experimentos con animales de hecho no hacen mucho por ayudar a los humanos. Muchos primates bebé en los laboratorios son separados de sus madres y pasan sus días y sus noches en jaulas desoladoras y hacinadas. Los primates que no nacen en los laboratorios son criados en granjas industriales inmundas o son robados de sus familias en la naturaleza.

Angora

Play

 

Para producir productos de angora, los trabajadores a menudo arrancan el pelaje de la piel sensible de los conejos mientras ellos gritan de dolor, o amarran los pies de los animales aterrorizados y estiran sus cuerpos antes de esquilarlos agresivamente. Este proceso se repite por lo general cada tres meses, y a menudo se mantiene a los conejos en jaulas inmundas y hacinadas.

Foie Gras

Play

 

El foie gras está hecho de los hígados engrandecidos de patos y gansos que han sido alimentados a la fuerza cruelmente. Cuando las aves tienen entre 8 y 10 semanas, cada día los trabajadores empujan tubos por la garganta de las aves para alimentarlas forzadamente con granos y grasas. Los hígados de las aves se enferman y pueden crecer hasta tener 10 veces su tamaño normal. Después de 12 a 21 días de esta tortura, matan a las aves. A los patos les gusta por naturaleza buscar comida, nadar y criar a sus bebés, y nada de esto lo pueden hacer en las granjas de foie gras.

Piel de serpiente

Play

 

Cada año, cientos de miles de pitones son robadas de sus hogares en la selva y asesinadas, ¡solo para que su piel pueda convertirse en zapatos y bolsos! A menudo, se clava la cabeza de las serpientes en un árbol y se les arranca la piel lentamente. Otras serpientes son aporreadas y asesinadas a golpes. Debido a que tienen un metabolismo lento, las serpientes pueden permanecer conscientes y sintiendo dolor incluso después de que les han cortado la cabeza.

Huevos

Play

 

Cerca de 340 millones de gallinas son criadas por sus huevos en EE.UU., y la mayoría pasan su vida en jaulas hacinadas, apiladas en enormes bodegas. Los pollitos macho no tienen valor para la industria de los huevos, de modo que los trabajadores matan a millones de pollitos macho cada año, por lo general triturándolos vivos en un molino de alta velocidad llamado “macerador”.

Lana

Play

 

La realidad de la industria de la lana es que las ovejas a menudo son pateadas, azotadas y cortadas durante el esquileo. Los videos exposé de PETA del personal de esquileo de ovejas en las principales regiones productoras de lana en Australia, Argentina y EE.UU. han puesto al descubierto el maltrato en docenas de granjas de ovejas y galpones de esquileo. Las grabaciones muestran a los trabajadores golpeando violentamente en la cara a las aterrorizadas ovejas, pateando y parándose sobre las cabezas y los cuellos de los animales, arrojándolos, cortándolos con afiladas máquinas de metal e incluso golpeándolos en la cabeza con máquinas eléctricas y con un martillo. Algunas ovejas murieron por el maltrato, incluyendo una a quien le torcieron el cuello hasta que murió. También es una práctica normal en la industria de la lana que los trabajadores corten las colas de las ovejas y abran agujeros en sus orejas, ¡todo sin analgésicos!

Alimentos lácteos

Play

 

Las vacas producen leche por la misma razón que los humanos, para alimentar a sus crías, pero, en las granjas de lácteos, los becerros son arrebatados de sus madres para que la leche de sus madres se pueda vender a los humanos. Los trabajadores descornan a las vacas –por lo general sin ningún alivio para el dolor– para que no se lastimen entre ellas ni a los humanos como resultado de la angustia emocional y las condiciones antinaturales en las que las obligan a vivir en las granjas industriales –que incluyen el estar hacinadas en áreas con miles de animales, a menudo obligadas a vivir entre sus propios desperdicios, el ser inseminadas a la fuerza y transportadas al matadero una vez disminuye su producción de leche.

Carne

Play

 

En la industria de la carne, las cerdas madre pasan la mayoría de su miserable vida en celdas de gestación que son demasiado pequeñas como para que puedan girarse o recostarse cómodamente. ¡Esto es como tener que pasar TODA tu vida atrapado en el asiento de un avión! Los granjeros a menudo cortan las colas de los cerditos y utilizan alicates para cortar la punta de sus dientes, sin darles ningún analgésico. Con propósitos de identificación, los granjeros también cortan pedazos de las orejas de los animales jóvenes. En los EE.UU., los cerditos macho también son castrados sin analgésicos.

Qué puedes hacer

Todos los animales pueden sentir alegría, tristeza, dolor, amor y miedo, ¡tal como los humanos! Los animales existen por sus propias razones. No fueron puestos en la tierra para que nosotros experimentemos en ellos ni para que los usemos como comida, ropa, entretenimiento ni para nada más.

¡Ayudar a los animales es fácil! Nunca apoyes a las industrias que aparecen en esta página ni a NINGUNA industria que use a los animales para obtener una ganancia.

¡Mira el video y compártelo con tus amigos!