Sumérgete bajo el agua con la nueva experiencia de realidad virtual de PETA «I, Orca»

La gente pronto podrá ver —y sentir— por sí misma una representación artística de la crueldad de SeaWorld hacia las orcas, gracias a Constance Marie. PETA está lanzando una gira de verano de su nuevo proyecto de empatía «I, Orca», que utiliza visores inalámbricos de realidad virtual de Google para sumergir a los participantes en un mundo en el que pueden nadar libremente en el océano con su familia de orcas. Los participantes también conocerán a una mamá orca, cuya voz es realizada por Constance Marie, quien aún está en duelo por su bebé que le fue arrebatado hace décadas y enviado a SeaWorld, donde ha sido condenado a una miserable vida en cautiverio.

IORCAlogo3001-602x375-1432739580

En «I, Orca», la madre orca describe lo que le ocurrió a su hijo. Ella dice: «En un momento mi hijo estaba a mi lado, pero al siguiente fue sacado del agua. No pude hacer nada para salvarlo… Le han robado su vida, nos separaron y lo pusieron en una caja de concreto llena de agua tratada con químicos… Ha sido despojado del amor de su familia y de todas las alegrías del océano, donde pertenece».

Marie_031912DVT

Marie, quien es conocida por interpretar a mamás en George Lopez Switched at Birth, se une a una larga lista de celebridades – que incluye a Kate del Castillo, Dulce María, Wilmer Valderrama, Carla Morrison, Rubén Albarrán, Marco Antonio Regil y Pablo Azar – quienes se han sumado a PETA Latino para promover la bondad hacia los animales en diversas formas.

Este verano, PETA estará llevando de gira «I, Orca» a ciudades cerca de los tres parques de SeaWorld, con la esperanza de que después de que los turistas y la gente local experimenten por sí mismos el hecho de que SeaWorld significa una vida de sufrimiento para los animales en cautiverio, escogerán el entretenimiento respetuoso de los animales.

Aunque «I, Orca» es una experiencia de simulación bajo el agua, en realidad todas las orcas que actualmente viven en cautiverio fueron arrebatas de sus familias y sus hogares naturales en el océano o nacieron en una prisión para animales marinos de la cual no pueden escapar.