Perros que se Comen Entre sí, Otros que Mueren en el Frío: Esto es un Refugio ‘No Eutanásico’

PETA le ha enviado una carta urgente al Departamento de Policía de El Paso pidiéndole que investigue reportes en curso de informantes acerca de animales que han padecido lesiones potencialmente mortales y que están muriendo sin atención veterinaria en condiciones de fuerte hacinamiento en El Paso Animal Services Center.

La ley de Texas prohíbe causarles a los animales “un dolor o sufrimiento injustificables” y una nueva información, incluyendo fotografías y documentos del refugio, revela que en los meses recientes el hacinamiento extremo y enjaular a perros incompatibles juntos de forma constante generó peleas y lesiones sucesivas tan severas que a algunos perros hubo que aplicarles la eutanasia. A una perra, sus compañeros de jaula le comieron parcialmente una oreja y una pierna y un chihuahua murió en una jaula sin atención veterinaria.

PETA recibió reportes de un informante en los que se detallaba el hallazgo de perros inconscientes o muertos en sus recintos tras haber sido atacados por otros perros, a veces solo horas de haber llegado a la instalación.

Una nota periodística de principio de año reveló que al menos cuatro perros murieron en temperaturas extremadamente bajas tras haber sido colocados en perreras y en un granero a la intemperie construidos por el servicio de animales de la ciudad en un intento por convertirse en “no eutanásico”. Un informante le dijo a PETA que los perros que eran muy agresivos para ser adoptados o para interactuar de forma segura con el personal eran aparentemente alojados allí durante meses – sin ninguna esperanza de ser adoptados – para evitar la eutanasia. PETA instó a las autoridades de la ciudad y del condado a investigar y establecer políticas que aseguren el cuidado humanitario y legal de los animales. No hemos recibido respuesta.

“No es ‘no eutanásico’ sino ‘muerte lenta’ cuando los perros se atacan hasta matarse por tanto estrés y hacinamiento”, señala la vicepresidenta sénior de PETA, Daphna Nachminovitch. “Como lo demuestran estos desgarradores incidentes, las políticas de ‘vida a cualquier costo’ son crueles y causan un terrible sufrimiento y aún más muerte”.

PETA ha instado al ayuntamiento de El Paso a que deje de valorar más las “tasas de salvación” que la salud y la seguridad de los animales, y que salve las vidas de los animales haciendo cumplir la ley de esterilización de la ciudad y prohibiendo atar a los perros y descuidarlos. Existen miles de refugios de puertas abiertas en todo el país que nunca rechazan a los animales necesitados y no tienen animales que mueran de formas horrendas tampoco, porque estos refugios emplean normas básicas de cuidado humanitario y sentido común.

Únete a nosotros para defender a los animales sin hogar de El Paso. Exige una rigurosa investigación y nuevas políticas para evitar que más animales mueran a manos de la misma gente que supuestamente debería protegerlos.

¡NO MÁS 'MUERTE LENTA' EN EL PASO!