Comisión de Carreras de Nueva Jersey Pone en Evidencia a las Otras Comisiones al Prohibir las Fustas

Un poco de esperanza para los caballos obligados a correr carreras en el estado de Nueva Jersey: el miércoles, después de años de presión de PETA y nuestros simpatizantes sobre la industria de las carreras hípicas, la Comisión de Carreras de Nueva Jersey (NJRC, por sus siglas en inglés) aprobó una nueva regulación que prohíbe a los jockeys fustigar a los caballos purasangre de carreras y a los usados en carreras de arneses, excepto en casos de emergencia. La nueva regulación coloca a Nueva Jersey como el primer estado en EE.UU. en prohibir las fustas para que los caballos corran más rápido. No se permitirá fustigar a los caballos “excepto por necesidad específica de… seguridad”, lo cual implica que el estado ha rebasado incluso a California por la regulación más estricta del uso de fustas en el país.

Jockeys whipping horses used in racing

La prohibición, que entrará en vigor el próximo año, fue aprobada de manera unánime, incluso después de que el Gremio de Jockeys (que representa el interés de los jockeys de EE.UU.) y el operador del Parque Monmouth, expresaran su desacuerdo. De acuerdo con la nueva regulación, los jinetes que golpeen a los caballos con su fusta “para lograr una mejor posición” en la carrera (lo cual investigadores han comprobado que no funciona) podrán ser multados, suspendidos y obligados a ceder su parte del premio.

Racing horses

En las carreras de muchos estados, los jockeys habitualmente golpean a los purasangre entre 15 y 20 veces antes de llegar a la meta. En el Derby de Kentucky de 2015, American Pharoah fue fustigado nada menos que 32 veces por el jockey Victor Espinoza. PETA presentó una queja, y este año, la Comisión de Carreras Hípicas de Kentucky estableció una regulación por la que los jockeys no podrán fustigar más de seis veces a los caballos. Ahora, Kentucky tiene que seguir el ejemplo de Nueva Jersey.

En un mundo que rechaza cada vez más los abusos, la prohibición es una hábil estrategia de la NJRC. Ni los apostadores, ni el público en general quieren ver a caballos golpeados sin piedad por los jockeys en un vano intento por ganar una carrera y el dinero del premio. La comisión incluso reconoció que las objeciones del público eran un motivo detrás de la prohibición:

“La derogación propuesta y las nuevas reglas son de suma importancia para adaptar la industria a fin de evitar la percepción negativa del público de fustigar a un caballo”, dijo la NJRC en un comunicado.

PETA ha estado pidiendo algo similar a esta prohibición por más de una década. Ahora, estamos instando a todas las demás jurisdicciones de carreras que no han establecido una prohibición como esta, a seguir el ejemplo de Nueva Jersey, porque golpear a los caballos para que corran más rápido no debe permitirse jamás.

¡Los caballos merecen otra vida!

Cualquier jurisdicción que no haya prohibido el uso de fustas está afirmando que se le permite abusar de los caballos y los legisladores de los estados no deben permitirlo. PETA definitivamente no lo permitirá. Haz clic a continuación si estás de acuerdo con nosotros:

ACTÚA POR LOS CABALLOS