Te romperá el corazón: mujer echa al inodoro a hámster que no dejan subir al avión

Spirit Airlines enfrenta un desastre de relaciones públicas después de que un empleado supuestamente le dijera a un cliente que arrojara al inodoro a su hámster para poder abordar un vuelo, a pesar de que ya le habían dado el visto bueno para que abordara con el roedor.

Probablemente en este momento estés pensando algo como: «¡Qué horror! Spirit debió atenderla mejor! Qué pena que tuvo que reprogramar su vuelo para volar con su hámster, o dárselo a un amigo o a un refugio de animales, o a la primera persona dispuesta a no matar a un animal a sangre fría».

No. Belen Aldecosea aparentemente arrojó a su hámster vivo por el inodoro.

Aldecosea afirma haber llamado y comprobado con Spirit Airlines dos veces antes de su vuelo para asegurarse de que su presunto animal de apoyo emocional certificado por un médico, un hamster llamado Pebbles, podría viajar con ella. Según un portavoz de Spirit, la aerolínea le dijo a Aldecosea erróneamente que Pebbles podría viajar, pero negó que alguien en la compañía le recomendara echarla al inodoro.

Aparentemente, antes de matar a su «animal de apoyo emocional», Aldecosea pudo haber conseguido otro vuelo más tarde para tratar de encontrar una solución para Pebbles. Esto plantea la cuestión: si su vuelo se podía cambiar por uno más tarde, ¿porqué tendría tanta prisa por irse, que mató a Pebbles? ¿Qué hubiera hecho si en lugar de un hámster, Spirit hubiera rechazado a su perro o gato? ¿También lo habría matado?

Por supuesto que no queda en tela de juicio la incompetencia de Spirit Airlines. Cuando le dijeron a Aldecosea que podría abordar con su hámster y después le negaron el acceso, se desencadenaron acontecimientos horribles. Un minúsculo hámster en su jaula de viaje no podría haber sido una amenaza para ningún pasajero.

Sin embargo, echar a un ser vivo al inodoro no solo es cruel, sino también ilegal. Aldecosea debe ser acusada por matar a Pebbles, y si un empleado de la compañía aérea realmente la aconsejó ahogar a su hámster, la empresa debe hacerse responsable también. Esta debe haber sido una muerte terrible.

Prepárate antes de volar

Viajar con animales podría ser una pesadilla logística. En algunos casos, puede ser preferible dejar a tus amigos animales en casa al cuidado de alguien de confianza, como un pariente, amigo cercano, compañero de trabajo o vecino. Volar podría ser la manera más rápida y menos estresante para viajar, pero las cosas pueden cambiar de rumbo si no te permiten abordar o si a un animal lo obligan a viajar con el equipaje, lo cual puede ser una sentencia de muerte.

Cuidar y proteger una vida no es algo a lo que se le pueda dar la espalda si las cosas se complican. Debemos hacer lo mejor que podamos por nuestros animales de compañía.

Suscribete al E-News