Langostas vivas despedazadas miembro a miembro en impactante video de testigo

Maine Fair Trade Lobster está en apuros luego de que un video de testigo capturó a trabajadores descuartizando langostas conscientes arrancándoles las pinzas, perforando sus caparazones y arrancándoles la cabeza.

A pesar de ser descuartizadas miembro a miembro, los animales permanecen vivos y en agonía. Un trabajador dijo que viven durante horas en ese estado. La mutilación no las hace morir instantáneamente, les causa dolor y sufrimiento, prohibidos por la ley de Maine.

Cuando PETA recibió primero el video, nos disgustó, pero, desafortunadamente, no nos sorprendió. Esta práctica horrorosa es un procedimiento de operatoria normal para Maine Fair Trade Lobster y evidentemente también común en la industria de la langosta en Maine. PETA obtuvo una grabación en video que muestra a animales totalmente conscientes siendo despedazados en la ahora extinta planta de procesamiento Sea Hag Seafood en 2012, y nuevamente en 2013 durante una investigación en el matadero Maine Lobster de Linda Bean. Algunas langostas fueron dejadas para que murieran en botes de basura.

Los científicos han determinado que las langostas, como los humanos y todos los demás animales, sienten dolor. Pero las langostas no entran en un estado de shock cuando son lastimadas, por lo que sienten cada momento de su lenta y dolorosa muerte.

El Dr. Robert W. Elwood, profesor emérito de comportamiento animal en la Universidad de la Reina de Belfast, quien publicó docenas de artículos en numerosas revistas analizadas por colegas profesionales, incluyendo acerca de dolor y estrés en los animales invertebrados como la langosta, analizó la filmación y concluyó que «es claro que los animales están vivos al comienzo del proceso y que son descuartizados mientras están vivos sin ningún intento por ser aturdidos o asesinados. La evidencia científica es consistente con la idea de que este grupo de animales es capaz de experimentar dolor…»

Maine Fair Trade Lobster, una subsidiaria de East Coast Seafood Group, es una de las más grandes instalaciones de procesamiento de langostas en el Estado, según la compañía. Provee partes de cadáveres de langosta a importantes vendedores de alimentos como Costco y Giant Eagle.

PETA estamos instando a compradores corporativos de «productos» de langosta a reconsiderar su relación con East Coast Seafood Group mientras esta práctica continúa.

La mayoría de la gente nunca imaginaría mutilar o hervir a un perro o gato hasta la muerte, pero es tan cruel como hacérselo a una langosta.

Con seguridad, podemos ver de una manera muy diferente a las langostas o a otros animales marinos, pero cuando se trata de todas las cualidades importantes como sentimientos, personalidades y la voluntad de vivir, somos todos iguales.

Afortunadamente, la sociedad finalmente está actuando contra algunas de las maneras horribles en que los humanos matan langostas. Tanto Nueva Zelanda como Suiza han prohibido por ley la práctica de hervir langostas vivas, y una ciudad en Italia ha hecho lo mismo. La Corte Suprema de Italia declaró ilegal mantener a las langostas en hielo antes de morir, ya que eso les causa un sufrimiento innecesario. Suiza también prohíbe el transporte de langostas en hielo o agua con hielo para evitar un sufrimiento y dolor innecesarios.

Pero como nos ha demostrado este impactante video de Maine Fair Trade Lobster, debemos hacer más por los vulnerables animales marinos.

Qué puedes hacer

La cosa más compasiva que puedes hacer por todos los animales es ser vegano. Estarás previniendo que casi 200 animales cada año sean sometidos a violencia y a muertes lentas y dolorosas.

Haz clic en el botón a continuación para instar a las cadenas de supermercados a reconsiderar su relación con East Coast Seafood Group hasta que deje de desmembrar langostas vivas.

Actúa por las langostas que sufren

Comprométete a ser vegano