Los Trabajadores ‘Esenciales’ de PETA Siguen Trabajando

Sin el equipo de campo de PETA, ¿qué le hubiera pasado a Reggie, un perrito enjaulado y asustado, cuyo dueño simplemente ya no lo quería?

Reggie el perro

Reggie antes

El anterior dueño de Reggie llamó a PETA, con la esperanza de entregarlo, y, a pesar de la crisis por COVID-19, nuestros trabajadores de campo respondieron. Una vez que estuvo en manos competentes y amorosas, el tímido Reggie no tardó mucho en entrar en calor y abrirse a ellos. Después de darle amor y atención, lo trasladamos a uno de nuestros maravillosos asociados para adopciones, la SPCA de Norfolk, donde espera ser adoptado.

Reggie el perro

Reggie después

La crisis del coronavirus está generando muchas discusiones sobre “negocios esenciales” y “trabajadores esenciales”. Si alguna vez hubo un proveedor de servicios esencial, ese es nuestro equipo de campo. Sin él, BeeGee habría sido forzado a seguir soportando una grave infección en los oídos, que dejó sus orejas ensangrentadas y adoloridas. Pero nosotros lo llevamos a una de nuestras clínicas móviles, donde se trató su infección y fue castrado, todo de forma totalmente gratuita para su familia de bajos ingresos.

Beegee y la familia

BeeGee posando con sus guardianes después de visitar la clínica móvil de PETA

Star, a quien previamente habíamos esterilizado gratuitamente, recibió una nueva y resistente casa de perro hecha a su medida de parte de PETA, para reemplazar su endeble refugio de plástico.

Star and her doghouse

Star, sonriendo junto a su nueva casa de perro de PETA

Nuestros trabajadores de campo le hicieron un corte de pelo, muy necesario y acorde para el verano, a Snowball, una perra encadenada, descuidada y con su pelaje muy enmarañado.

Snowball

Snowball antes | Snowball después

También rescatamos a seis perros en el condado de Halifax, Carolina del Norte, quienes estaban confinados en un corral pequeño, desolado y sucio. Llevamos a la adorable familia (dos adultos y cuatro cachorros) a nuestro otro asociado para adopciones, la SPCA de Virginia Beach, para darles la oportunidad de ser adoptados.

Los perros

Dos perros adultos y cuatro cachorros estaban en esta jaula destartalada antes de la llegada de PETA.

Una chihuahua anciana y raquítica llamada Yodi fue traída a PETA para recibir asistencia para pacientes en fase terminal después del fallecimiento de su guardián. Yodi tenía un tumor mamario, alopecia severa, el doloroso síndrome de ojos secos y una infección en la piel. Liberamos a la dulce perrita de su sufrimiento, sin cargo.

Yodi el perro

Yodi

Después de que un buen samaritano encontró a una hembra de hámster muy hinchada, atrapada en una jaula cerca de un contenedor de basura, la llevó a su casa, pensando que podría estar embarazada. Rápidamente se dio cuenta de que estaba en estado crítico, ciega y moribunda, y la trajo a PETA para liberarla de su sufrimiento.

Hembra de hámster gravemente hinchada, ciega y moribunda, antes de ser traída a PETA para un servicio de asistencia a pacientes en fase terminal.

Hamster

Estos animales son solo algunos de los que los trabajadores de campo de PETA han ayudado tan solo la última semana. Y nuestro personal continuará visitando a cientos de animales cada semana, a pesar de la pandemia de COVID-19 (tomando todas las precauciones recomendadas por las autoridades de salud, por supuesto, incluyendo distanciamiento social, uso de guantes, lavado frecuente de manos y desinfección frecuente de superficies).

PETA fieldworker and dog

Un trabajador de campo de PETA le brinda a un perro atado un poco de amor y compasión muy merecidos.

Haz clic a continuación para conocer más sobre nuestros puestos disponibles de trabajador de campo, si quieres unirte a este equipo vital:

POSTÚLATE PARA TRABAJAR SALVANDO ANIMALES ¿AYUDARÁS A UN ANIMAL HAMBRIENTO?