Las fichas de la industria de la interacción con cachorros de grandes felinos se están cayendo, pero todavía hay trabajo por hacer.

 

La exitosa serie de Netflix, Tiger King, ha cautivado a espectadores de todo el mundo, llamando la atención sobre la crueldad que los tigres bebés y otros cachorros de grandes felinos sufren cuando son usados como accesorios en lucrativas sesiones de fotografías. PETA ha estado liderando la lucha contra este abuso, asegurando victorias en los tribunales y sosteniendo que separar prematuramente de sus madres a los cachorros de grandes felinos sensibles, vulnerables y protegidos por el gobierno federal, y usarlos en interacciones con el público viola la ley federal. Las victorias de PETA en los tribunales han llevado al rescate de grandes felinos de las manos de los villanos de Tiger King, incluyendo 25 de Tim Stark, y también han sentado las bases para que el Departamento de Justicia de EE. UU. confiscara 69 grandes felinos a Jeff Lowe, cuya fábrica de cachorros para interacciones ya no existe. PETA también salvó 39 tigres de “Joe Exotic” antes de que huyera de su zoológico de carretera y fuera arrestado y acusado de sicariato y crímenes contra la fauna silvestre.

El uso de grandes felinos en sesiones de fotografías se ha venido abajo después de la primera temporada de Tiger King, pero todavía hay algunos expositores crueles que continúan apartando a cachorros indefensos de sus madres, explotándolos en sesiones de fotos y condenándolos a una vida de sufrimiento, privándolos a menudo de ejercicio adecuado, enriquecimiento ambiental y atención veterinaria.

 

PETA está trabajando arduamente para acabar con las crueles interacciones con cachorros de grandes felinos en todo el país, y tú puedes ayudar. Hacer algo por los grandes felinos nunca ha sido más fácil: simplemente haz clic en el botón que está a continuación.

Los grandes felinos cautivos enfrentan una crisis…

 

Es innegable que los cachorros de tigre son irresistiblemente adorables. Pero lo que les sucede a estos animales vulnerables cuando son usados en atracciones para turistas no es nada “lindo”, y nunca vale una foto.

Puesto que los bebés no permanecen pequeños por mucho tiempo, los expositores explotadores de animales deben reproducir grandes felinos continuamente y quitarles a sus madres los cachorros indefensos para tener una provisión constante de bebés para interacciones y sesiones de fotos con el público. Cuando tienen pocos meses de vida y ya no pueden usarlos para fotos con turistas, son relegados a jaulas que son una fracción del tamaño de los hábitats naturales de los tigres y a menudo son privados de ejercicio, enriquecimiento y atención veterinaria adecuada.

 
 
 
 
 

Los grandes felinos necesitan desesperadamente tu ayuda.

 

Los expositores itinerantes de animales acarrean a los cachorros de tigre por ferias, centros comerciales y estacionamientos, para que la gente pague y obtenga una foto con ellos. Los zoológicos de carretera además los obligan a tener interacciones estresantes con el público.

 
 
 
 
 

La separación prematura de sus madres les causa trauma psicológico y físico.

 

Los animales silvestres bebés, al igual que los humanos bebés, necesitan la atención constante de su madre. Necesitan su leche, su calor, su compañía y, sobre todo, que no los molesten para que puedan descansar y desarrollarse adecuadamente. Estos bebés aterrados e indefensos son susceptibles a muchos peligros, como el estrés por frío y calor, desnutrición, agotamiento y enfermedades infecciosas, todo un desafío especial para los bebés, debido a su sistema inmune subdesarrollado.

Los cachorros de tigre usados en sesiones de fotos les son arrancados a sus madres cuando solo tienen días o semanas de vida.

Una cantidad innumerable de grandes felinos son desechados cuando crecen demasiado como para ser usados en sesiones fotográficas y pasarán toda su vida dentro de jaulas estrechas y desoladas. Algunos serán usados como máquinas reproductoras para continuar con el ciclo de abuso. Muchos exhibirán señales de fuerte angustia psicológica, como caminar incesantemente de un lado al otro. Otros simplemente serán asesinados una vez que hayan crecido demasiado para ser usados en sesiones de fotos y ya no sean valiosos para los expositores ávidos de ganancias.

 
 
 
 
 

En todo el mundo, los grandes felinos son maltratados para que los turistas puedan tomarse una foto con ellos.

 

Ya sea en una feria local o cuando viajes al exterior, nunca participes en sesiones de fotos con animales silvestres y no dejes que te engañen los turbios zoológicos de carretera que se llaman a sí mismos “santuarios”. Recuerda: los santuarios respetables nunca reproducen o venden animales, nunca permiten interacciones ni sesiones de fotos de animales silvestres con el público y nunca acarrean animales silvestres a ferias ni a otras exhibiciones para el entretenimiento.

 
 
 
 
 

— Actúa Por Los Grandes Felinos—

 

Quitarle un bebé a su madre está mal. Ayuda por favor a poner fin a este abuso.

 

Hay muchas oportunidades para ayudar. En cuanto termines de realizar una acción a continuación, otra aparecerá automáticamente. Ingresa tu información una sola vez y luego sigue haciendo clic en el botón “Enviar mensaje” hasta realizarlas todas. Al finalizar, ayúdanos a lograr una victoria compartiendo esta página con tus amigos, familiares y seguidores en redes sociales. Aliéntalos a unirse a ti para terminar con la explotación y el maltrato a los grandes felinos.

 
1 de 6

Conejos Asesinados con Martillos, Jirafas Bebé Explotadas Para Interacciones con Humanos y Tigres Caminando de un Lado al Otro

Habitualmente dejan languidecer a los animales en condiciones decadentes. Insta a Zootastic a enviar a los animales a instalaciones respetables, donde puedan ser cuidados como urgentemente necesitan.

Todos los campos en negrita son obligatorios.
Ver Mensaje +
Al enviar este formulario, estás aceptando que recolectemos, almacenemos, utilicemos y publiquemos tu información personal de acuerdo con nuestra política de privacidad, así como recibir correos electrónicos nuestros.