Netflix no Tocó la Peor Parte en «Tiger King»

En el primer episodio de de Netflix (la nueva docuserie de siete episodios sobre el dueño de un zoológico de carretera y criminal condenado, “Joe Exotic” Maldonado-Passage), Carole Baskin, una activista por los derechos de los animales y CEO del santuario de fauna silvestre acreditado Big Cat Rescue, afirma:

“Quien posa con un felino exótico es un problema, y sólo genera más y más reproducción de estos felinos, que nunca vivirán en libertad”.

Tiger King definitivamente alude al sufrimiento de los grandes felinos utilizados en las trampas para turistas, pero la docuserie se enfoca en la rivalidad entre Baskin y Joe Exotic, y trata por encima la razón por la que nunca se debe obligar a estos animales a interactuar con el público o participar en sesiones de fotos.

En el primer episodio, por ejemplo, tigres adormecidos son pasados de persona a persona para rápidas sesiones de fotos que Joe llama “tiempo de juego”. Cuando un cliente le pregunta la edad de los cachorros, él revela que sólo tienen 6 semanas de nacidos. Los cachorros que aparecen en este clip tienen los ojos cerrados porque están exhaustos, probablemente tras haberlos agobiado con trabajo. Como cualquier animal joven (incluidos bebés humanos), los cachorros de tigre duermen mucho, pero estos cachorros a menudo no tienen el descanso adecuado. “Desde que tienen 4 semanas de edad, y hasta que cumplen 16 semanas, puedes ganar $100,000 por cachorro… interacción, tiempo de juego, fotos”, admite Joe en cámara.

En otra escena, Joe presenta a los cachorros de tigres a una muchedumbre de docenas de personas y dice que “tienen solo una hora de nacidos”. En el capítulo 4, después de ordenarle a un camarógrafo que grabara a una mamá tigre dando a luz en su infame y destartalado zoológico de carretera “The Greater Wynnewood Exotic Animal Park”, Joe y su compinche usan un gancho de metal para arrastrar a uno de los cachorros recién nacidos y separarlo de su madre. Esto ocurrió momentos después de que el infante indefenso llegara al mundo. Un miembro del personal jaló al tembloroso tigre recién nacido bajo la reja de metal, separándolo por completo de la seguridad de su madre.

La separación materna prematura a menudo causa trauma psicológico y fisiológico.

En la naturaleza, los cachorros de tigre permanecen bajo la protección y cuidados de sus madres hasta por dos años, pero los cachorros usados para sesiones de fotos son separados de sus madres cuando tienen sólo horas, días o semanas de nacidos. Condiciones como estrés por frío o calor, desnutrición, agotamiento y enfermedades infecciosas pueden afectar a muchos de estos aterrados cachorros, en particular a los más jóvenes, cuyos sistemas inmunes aún no están desarrollados por completo.

Además, las escenas de Tiger King, en las que muestran a primates siendo criados en una casa con humanos no mencionan que los animales fueron separados de sus madres. En su hábitat natural, algunos primates permanecen con sus madres incluso más tiempo que los cachorros de tigre, dependiendo de ellas para aprender habilidades sociales en sus sociedades y culturas complejas.

Los tigres usados para interactuar con el público se enfrentan a una vida entera de sufrimiento.

En el primer episodio, una gráfica y la narración de Baskin definen el corto rango de edad para la “interacción con cachorros de tigre”. La serie dice que una vez que los cachorros superan la edad de sesiones de fotos (la cual es a lo mucho cuando tienen sólo unos meses de edad), los expositores ven a los tigres solo como un gasto, un gasto que llega a vivir más de 20 años. A pesar de ello, no se revela mucho acerca del destino de estos animales.

Un tigre adulto es encarcelado en un pequeño corral en el infame y destartalado zoológico de carretera de Joe Exotic, The Greater Wynnewood Exotic Animal Park.

Si bien la serie indica que algunos tigres son asesinados, no menciona que la mayoría permanecen en jaulas sucias en zoológicos de carreta, y a veces, son usados para reproducción, para perpetuar el ciclo. Muchos son reproducidos endogámicamente para obtener patrones de color más “deseables” o más rentables. En el cuarto episodio, aparece un tigre blanco bizco, un ejemplo de cómo la endogamia puede causar deformidades genéticas y problemas de salud.

El infame expositor de animales Jeff Lowe lleva a un tigre blanco bizco en una Ferrari.

Al principio de Tiger King, los espectadores se enteran de la práctica de llevar a grandes felinos a centros comerciales para sesiones explotadoras de interacción con cachorros y sesiones de fotos. Una vez más, la docuserie deja que los televidentes infieran que esto es horrible, no se menciona explícitamente que transportar a los jóvenes cachorros es peligroso y estresante para ellos. Cuando son transportados, los vulnerables e indefensos cachorros son sometidos a ambientes extraños, jaulas diminutas y temperaturas extremas. En estas condiciones, tienen fuertes respuestas por estrés, y muchos incluso han muerto por complicaciones de salud debido al estrés del transporte y manejo.

Los cachorros de tigre deben permanecer en la jungla con sus madres, no apretados en jaulas diminutas y camiones de carga para ser transportados para el entretenimiento.

Tiger King vuelve a decepcionar a su público cuando incluye videos de Joe Exotic y otros explotadores de grandes felinos exhibiendo cachorros de tigre en programas de entrevistas sin explicar por qué esto no está bien. Los animales silvestres obligados a aparecer en programas de entrevistas están típicamente enjaulados durante mucho tiempo, son transportados hacia y desde los sets, y obligados a soportar muchedumbres bulliciosas que pueden causarles mucho estrés. Exponer al público a tal explotación, puede resultar en que muchos de ellos compren animales exóticos como “mascotas”. Obligar a los animales silvestres a estar en escenarios ruidosos con iluminación potente y rodeados de muchedumbres bulliciosas es cruel, y es irresponsable enseñarle al público, incluyendo niños, que ese tipo de trato es aceptable.

Ciertamente, el complot de Joe Exotic de asesinato a sueldo es entretenido para TV, pero Tiger King no profundiza lo suficiente en el abuso de la industria de la interacción con cachorros. Así que, si ya terminaste de ver la docuserie de Netflix, hazte un favor a ti y a los grandes felinos, viendo un video más…

… y comprométete a nunca participar en sesiones de fotos con animales silvestres. Los santuarios acreditados nunca crían ni venden animales, nunca permiten la interacción con el público o sesiones de fotos con animales silvestres y nunca transportan a los animales a ferias u otros eventos para el entretenimiento. Que no te engañen las lamentables operaciones que hacen estas actividades y quieren llamarse “santuarios”. Da clic al enlace a continuación para defender a los tigres en cautiverio y a otros animales explotados por la industria del entretenimiento:

LOS TIGRES SUFREN POR SESIONES DE FOTOS, ACTÚA PARA AYUDARLOS