Charreada: una crueldad que desgarra

Cada año en México y el suroeste de Estados Unidos, caballos, yeguas y toros son heridos o asesinados durante las charreadas. La charrería ha seguido casi la misma trayectoria histórica que el rodeo estadounidense: aunque una vez fue una competencia entre charros (jinetes) para mostrar sus destrezas montando y enlazando caballos, toros y becerros, la charrería se ha convertido esencialmente en una serie de actos circenses de hostigamiento que exhiben “habilidades” que ningún ranchero usaría jamás.

Tras Los Muros.

Espectáculo torturador

La charreada típica presenta una serie de eventos. El “paso de la muerte” implica saltar desde la espalda de un caballo a la espalda de un caballo salvaje y montarlo hasta que el animal se agote tratando de derribar a la persona.1 Durante la terna en el ruedo, los jinetes deben lazar a un toro lo más rápido posible; un jinete enlaza al animal por el cuello y otros dos por las extremidades traseras, “luego ambos charros tiran del toro en direcciones opuestas hasta que el toro queda en el suelo y lo estiran de sus extremidades” 3.

Algunos municipios y el estado de Nebraska prohibieron uno de los eventos de la charrería llamado coleadero o “steer-tailing”.4 Un charro a caballo persigue a un cabestro, agarra la cola del animal, la amarra alrededor de su bota y estribo, luego se desvía, derribandolo.5 Cuando se alertó a la oficina del sheriff del condado de Jefferson, Colorado, sobre posibles delitos de crueldad hacia los animales durante el coleadero en una charreada, los funcionarios investigaron y encontraron ganado al que le habían arrancado la piel de la cola, mientras que otros tenían fracturas y hubo que practicarles la eutanasia. Se le levantó un acta al promotor de la charreada por no proveer atención veterinaria.6

Tras Los Muros.

“Derribar al caballo” es el centro de dos eventos: las manganas y los piales, en ambas los caballos son enlazados por las piernas y derribados al suelo.7 El veterinario Steve White, que presenció una charreada en Nebraska, dijo al Ayuntamiento de la ciudad de Omaha que derribar a un caballo puede causarle quemaduras por el roce de la cuerda, dislocaciones, desgarros musculares y fracturas. “La tradición nunca debería tener prioridad sobre el bienestar de los animales”, dijo.8 Está prohibido derribar a los caballos en casi una docena de estados, incluidos Arizona, California, Nuevo México y Texas.9

Tras Los Muros.

Tras Los Muros.

Qué puedes hacer

Se argumenta que las charreadas y rodeos son significativos culturalmente, pero una encuesta encontró que solo el 1% de los mexicanos que fueron a una festividad tradicional, asistieron a una charreada.10 Obligar a los animales a realizar trucos peligrosos para la diversión de los humanos es una forma de especismo, la creencia de que los humanos son superiores a otros animales. Tu voz puede ayudar a traer un cambio positivo para los caballos y el ganado que son obligados a actuar en estos eventos barbáricos y arcaicos.

Si vives en una ciudad donde se llevan a cabo charreadas y rodeos, por favor pídeles a tus representantes legislativos que sigan el ejemplo de ciudades como Pittsburgh, Pensilvania; Ft. Wayne, Indiana; San Petersburgo, Florida y varias ciudades de California, que han prohibido los instrumentos utilizados en las charreadas y rodeos que causan dolor a los animales, como espuelas afiladas, picanas eléctricas y amarres de alambre.11 Si planeas visitar el suroeste de Estados Unidos o México, dile a tu agente de viajes que te opones a la crueldad hacia los animales, y no vayas a una charreada.

Tras Los Muros.

Si vives en una ciudad donde se llevan a cabo charreadas y rodeos, por favor pídeles a tus representantes legislativos que sigan el ejemplo de ciudades como Pittsburgh, Pensilvania; Ft. Wayne, Indiana; San Petersburgo, Florida y varias ciudades de California, que han prohibido los instrumentos utilizados en las charreadas y rodeos que causan dolor a los animales, como espuelas afiladas, picanas eléctricas y amarres de alambre.11 Si planeas visitar el suroeste de Estados Unidos o México, dile a tu agente de viajes que te opones a la crueldad hacia los animales, y no vayas a una charreada.

¡Ayuda a los caballos explotados en eventos!

 

Referencias

1 International Arts and Artists, “Arte en la Charreria”, National Cowboy Museum, consultado el 26 de septiembre de 2021.
2 Angelica Casas, “A Family Tradition”, San Antonio Express-News, sept. 12, 2012.
3 Julia Hambric et al., Charreada: Mexican rodeo in Texas. Texas: Prensa de la Universidad del Norte de Texas: 2002.
4 Patricia Leigh Brown, “Rough Events at Mexican Rodeos in U.S. Criticized”, The New York Times, jun. 12, 2008.
5 Ibid.
6 Yesenia Robles, “Mexican Rodeo cancels “Steer-tailing” Event at Jeffco Fairgrounds”, The Denver Post, ag. 6, 2010.
7 Hambric.
8 Karen Sloan y Andrew J. Nelson, “Omaha May Ban Steer Tailing, Horse Tripping” Associated Press, dic. 12, 2007.
9 Malinda Larkin, “Horse Tripping Can Fly Under the Radar“, JAVMA News, sept. 28, 2016.
10 “Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales”, Conaculta, ag. 2010.
11 Elizabeth Chou, “Cattle Prods, Other Rodeo Implements May Be Banned Under Motion in LA City Council”, Los Angeles Daily News, febr. 22, 2021.