¿Los Experimentos de Septicemia en Animales Son Inútiles? Sí, Aquí Está Lo Que Necesitas Saber

Los sistemas inmunitarios están diseñados para mantener el cuerpo sano y combatir enfermedades. Pero ¿qué sucede cuando se descontrolan y comienzan a atacar a los mismos tejidos que supuestamente deben proteger? Esta grave enfermedad se llama septicemia y afecta al menos de 1,7 milliones de adultos en EE.UU. cada año, matando a casi 270.000 personas.

A pesar de esto, los experimentadores de septicemia optan por pruebas crueles y poco fiables en otros animales, en lugar de seguir métodos de investigación modernos. Mientras más aprendas sobre esta enfermedad potencialmente mortal, más querrás impulsar el Acuerdo de Modernización de la Investigación de PETA, que describe un plan para reemplazar las pruebas en animales por métodos relevantes para los humanos.

Así que aquí te dejamos datos sobre la septicemia: qué es, por qué los experimentos de septicemia en otros animales son inútiles, cómo el plan de avanzada de PETA impulsará la investigación de la septicemia y más.

¿Qué es la septicemia?

La septicemia, respuesta extrema del cuerpo a una infección, se desarrolla cuando las sustancias químicas que el cuerpo libera para combatir una infección producen inflamación en todo el cuerpo.

¿Cómo afecta al cuerpo la septicemia?

El número de víctimas fatales por septicemia, que ocasiona entre un tercio y la mitad de todas las muertes intrahospitalarias, se debe parcialmente a la rapidez de su progreso. Si no es detectada y tratada lo antes posible, puede conducir a un choque séptico, una caída significativa de la presión arterial que causa insuficiencia cardíaca, falla orgánica, accidentes cerebrovasculares y la muerte.

¿Qué tratamientos existen para la septicemia?

A pesar de décadas de experimentos y decenas de ensayos clínicos, no existen tratamientos específicos para la septicemia, ni siquiera una tecnología nueva y eficaz para diagnosticarla. Esto es alarmante, considerando que el diagnóstico temprano de la septicemia es crucial (a veces, incluso, la diferencia entre la vida y la muerte). Los tratamientos actuales para los pacientes con septicemia se centran en controlar la infección subyacente, pero con lo difícil que es detectar la septicemia en primer lugar, estos métodos a menudo fallan.

No es sorprendente que no haya habido mayores avances en la investigación de la septicemia cuando muchos laboratorios todavía están usando los mismos métodos fallidos (experimentos en otros animales, que son malos modelos para estudiar enfermedades en humanos) en lugar de darle prioridad a la investigación moderna.

¿Por qué los experimentadores utilizan ratones en experimentos de septicemia?

Los ratones son los animales más comúnmente usados en experimentos de septicemia, aunque su biología y fisiología difieren enormemente de las de los humanos. Los experimentadores explotan y matan ratones en estas pruebas simplemente por conveniencia: los animales son baratos, abundantes y pequeños.

¿Los ratones son modelos fiables para estudiar la septicemia en humanos?

No. Todos los tratamientos para la septicemia desarrollados usando ratones han fracasado en ensayos en humanos porque los resultados obtenidos en las pruebas en ratones no son extrapolables a los humanos.

En un estudio relevante de 2013, 39 investigadores de la Universidad de Stanford, la Universidad de Harvard y otras instituciones reconocidas encontraron que, cuando se trata de enfermedades inflamatorias graves como septicemia, quemaduras y traumatismos, los resultados obtenidos en ratones nunca pueden ser aplicados a los humanos, debido a sus respuestas genéticas muy diferentes.

Incluso Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), reconoció el tiempo y los recursos desperdiciados en experimentos de septicemia en ratones. La llamó una «desgarradora pérdida de décadas de investigación y miles de millones de dólares» a la catástrofe en la que 150 medicamentos trataron con éxito la septicemia en ratones, pero fracasaron en los ensayos en humanos.

¿Qué implican los experimentos de septicemia en ratones?

En los laboratorios de EE.UU., los que experimentan con animales utilizan métodos crueles e invasivos para inducir septicemia en ratones. Perforan los intestinos de los animales para que la materia fecal y las bacterias invadan sus estómagos, insertan stents en el colon de los animales, de tal forma que la materia fecal invada continuamente sus cuerpos y meten sondas gruesas en la garganta de los animales e introducen bacterias nocivas en sus estómagos. En una prueba que recuerda a The Human Centipede, los experimentadores unen ratones mediante costuras a lo largo de sus cuerpos, les inyectan toxinas e introducen las heces de un ratón en la cavidad abdominal de otro.

Luego, la infección devasta sus cuerpos pequeños y frágiles, causándoles un dolor abdominal debilitante, dificultad para respirar y falla multiorgánica. Eventualmente se enferman tanto que no pueden moverse.

¿Cuáles son las alternativas al uso de ratones y otros animales en los experimentos de septicemia?

Métodos de investigación relevantes para los humanos, como los modelos de células humanas y computacionales, pueden ayudar a los científicos a explorar cómo progresa la septicemia, cómo afecta a las personas de manera diferente, quiénes están en mayor riesgo y mucho más, y estos métodos han sido aclamados por expertos. Un estudio de 2015, realizado por veterinarios, tecnólogos en animales y científicos, descubrió que la información genómica humana podría «reemplazar la necesidad de modelos de ratón en el descubrimiento de enfermedades y el desarrollo de fármacos».

PETA ha incesantemente presionado a la comunidad científica para que adopte estos métodos. Nuestras acciones han incluido la organización de manifestaciones llamativas, la publicación de una impactante investigación de testigo que condujo a la eliminación de fondos para los crueles experimentos de Rajesh Aneja en ratones, el envío de cientos de miles de correos electrónicos de simpatizantes y la presentación del caso en contra del uso de animales en experimentos de septicemia en una conferencia científica internacional. Finalmente, en 2019 los NIH anunciaron su intención de priorizar la investigación sin animales. Este es solo el comienzo.

Digan lo que digan, los otros animales no deben estar en laboratorios

Los ratones son sensibles e inteligentes y se preocupan por sus familias y sus pares. Mutilarlos, envenenarlos y matarlos en los laboratorios no solo está mal porque estos experimentos sean inútiles, sino que está mal porque los ratones sienten.

Ayuda a los individuos atrapados en laboratorios impulsando el Acuerdo de Modernización de la Investigación de PETA:

APOYA EL ACUERDO DE MODERNIZACIÓN DE INVESTIGACIÓN DE PETA