Madre Cerda Usada por su Carne es Obligada a Ver la Castración de su Hijo (Video Viral)

“No puedo, simplemente no puedo”. “¡Sus publicaciones nos ponen tristes todos los días!”. “No puedo”. “No puedo ver esto, es asqueroso”.

Estos 👆 son solo algunos de los cerca de 4.000 comentarios que ha dejado la gente bajo el videoclip de 4 segundos que publicó PETA en Instagram el día de ayer, mostrando a una madre cerda protectora mirando impotente cómo un trabajador castra a su hijo sin analgésicos. El clip es un extracto de un exposé de PETA Asia dentro del principal productor de cerdo en Japón, Nippon Ham, y en menos de 24 horas, el video ha obtenido más de 1.4 millones de reproducciones en Instagram. Si bien es cierto que el video es “triste” y difícil de ver, compartirlo es lo mínimo que podemos hacer por animales como esta madre cerda y su hijo, que son quienes padecen el maltrato. “Si bien es difícil ver estos videos, la inquietud que sentimos no es nada comparado con el horror interminable que experimentan estos animales”, se leyó en un comentario.

¿Sabías que esta 👇 tortura es una práctica común en la industria de la carne de cerdo?

Estas imágenes de video son de un productor de cerdo en Japón, pero tortura como esta es rutinaria y aceptada también en Estados Unidos, donde los trabajadores les cortan los testículos, las colas y trozos de sus orejas, y les recortan los dientes a los lechones sin analgésicos y a menudo a la vista de las madres y los hermanos de los lechones, mientras se encuentran atrapados.

La cantante Bebe Rexha dejó un ¿“Wtf”? en la sección de comentarios.

En cuanto publicamos el clip, la sección de comentarios se encendió con emojis de corazones partidos y llamados a “volvernos veganos”. Un comentador dijo, “Este video es suficiente para volverme vegetariano, creo que se acabó… he estado viendo los videos de peta por un tiempo, pero este y el del cuero son una locura para mí”. Dieron justo en el clavo: los humanos no deberían vestir la piel que les roban a los animales, por los mismos motivos por los que no deberíamos comer su carne; no es nuestra. Los animales no están aquí para nosotros. Creer que es aceptable usar, abusar y eventualmente, asesinar a esta madre cerda o a su vulnerable hijo por comida o por cualquier otro motivo, solo porque son distintos a nosotros y porque podemos, es un ejemplo del prejuicio conocido como especismo.

Play

Una madre humana no podría evitar ser empática con esta amorosa e impotente madre cerda.

“Aquí estoy, llorando desconsolada mientras alimento a mi hijo. Esto es tan devastador”, comentó una mamá. Otra escribió: “Las madres, más que nadie, deberían ser veganas… porque morirías si alguien tratara de lastimar a tu pequeño, así que, ¿por qué lastimar al de otro? Vegana por el corazón roto de cada Madre animal que no tiene la oportunidad de ayudar a sus bebés, una y otra vez”.

Play

Estas mamás lo entienden: Al igual que ellas, las madres cerdas tienen un vínculo estrecho y amoroso con sus bebés al nacer. Los cerdos recién nacidos corren hacia la voz de sus madres, incluso se sabe que las madres cerdas les cantan a sus bebés mientras los alimentan. Pero en Nippon Ham y otras granjas industriales, las madres cerdas pasan la mayor parte de sus vidas en jaulas de “gestación” individuales. Después de dar a luz a sus cerditos, son trasladadas a jaulas de “maternidad” que apenas son lo suficientemente anchas para que puedan recostarse y amamantar a sus bebés, y no lo suficientemente grandes para poder darse vuelta ni construir nidos para sus pequeños. Los trabajadores separan a los bebés de sus madres cuando tienen tan solo 10 días de nacidos. Una vez que sus bebés ya no están, la madre vuelve a ser inseminada, y el ciclo continúa por tres o cuatro años, antes de ser asesinada.

 Aprende más sobre las jaulas de “gestación” y “maternidad” y otros engañosos eufemismos de la industria de la carne.

Cada cerdo es un individuo, no un trozo de carne. Ver este video y compartirlo es un pequeño acto de bondad que podemos hacer por cerdos como estos. La mejor obra que podemos hacer es dejarlos, a ellos y a todos los otros animales, fuera de nuestro plato. Y con tantos productos deliciosos de jamón vegano y tocino libre de cerdo que se encuentran en el mercado, extenderles esta bondad nunca ha sido tan fácil. Haz clic a continuación para comenzar tu experiencia vegana con un poco de ayuda de PETA:

¡Ayúdanos a salvar a 100.000 cerdos y evita que se destruyan más familias! PRUEBA EL RETO VEGANO DE PETA DE 3 SEMANAS

Y ayúdanos a difundir el mensaje, comparte este artículo con tu familia, amigos y seguidores:

COMPARTE EN FACEBOOK COMPARTE EN TWITTER