Oswald’s Bear Ranch: Responsable de Gritos y Muerte de Osos Durante Años

Oswald’s Bear Ranch, un sórdido zoológico de carretera en Newberry, Michigan, en el que los visitantes pueden pagar para tomarse fotos con oseznos, se considera a sí mismo un “lugar de rescate”.

Si el auto-proclamado “refugio de rescate” realmente quisiera “proteger” y “educar”, los números a continuación serían totalmente diferentes, mira:

37

Este el número de osos nacidos en cautiverio que viven en Oswald’s Bear Ranch.

2

Solo dos osos, Teton y Wyoming, que actualmente viven en el rancho, son oseznos huérfanos nacidos en la naturaleza. Y solo otro osezno huérfano, nacido en la naturaleza ha sido colocado en Oswald’s desde 2009.

 80

Es el número de oseznos criados en cautiverio que Oswald’s Bear Ranch ha adquirido desde 1996. De esos 80 osos, 67 fueron adquiridos en otros zoológicos de carretera o de criadores, mientras que 13 nacieron en Oswald’s.

79%

Es el porcentaje aproximado de osos criados en cautiverio que Oswald’s adquirió siendo oseznos, aparentemente para sesiones de fotos, desde 1999.

Más de 7

Al menos seis osos en el rancho han sido asesinados for comida y otro por ser demasiado “malo”.

9

Aparentemente, nueve osos han sido trasladados ilegalmente desde Oswald’s a otros lugares. Tres de ellos habían nacido en cautiverio, colocados por los gobiernos de Michigan y Minnesota y enviados por Oswald’s a un criadero en Arizona.

15

Son los oseznos menores de 2 años que han muerto de repente en Oswald’s. De los 55 osos que se sabe han muerto en el rancho, solo se les conoce la edad a 40, y ninguno de esos vivió más de 25 años (los osos pueden vivir hasta los 30). No están incluidos dos osos asesinados por comida cuya edad se desconoce pero que fueron casi seguramente asesinados prematuramente.

Las causas de muerte de estos osos en el rancho han sido: quedar atrapados en una madriguera colapsada y sufrir una “sobredosis de drogas”, entre otras. Otros han sido asesinados por comida o sufrido una muerte repentina de causas desconocidas o no reveladas. En abril de 2019, una joven osa llamada Sophie fue baleada de muerte tras escapar de un recinto en Oswald’s. Antes de ser asesinada fue captada en video – junto a sus compañeras de jaula Ashley y Sassy – caminando de un lado al otro y llorando mientras estaban confinadas dentro de un recinto con piso de concreto:

En su sitio web, Oswald’s Bear Ranch muestra de forma engañosa un estatus A+ otorgado por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), cuando en realidad, la instalación ha sido citada por el USDA varias veces por, entre otras cosas:

  • Usar maltrato físico (golpear dos veces a un osezno durante sesiones de fotos con visitas)
  • Permitirles a niños jóvenes darles de comer a los osos con la mano, generando un riesgo de lesión innecesario
  • Dejar que una visita fuera rasguñada por un osezno, tras lo cual la persona fue hospitalizada porque su herida se infectó
  • Confinar osos en un recinto inseguro, lo que permitió que al menos dos escaparan, uno de los cuales (Sophie) fue baleada de muerte cuando fue encontrada… días después.

El USDA no es la única agencia que le ha llamado la atención a Oswald’s por peligroso y cruel. Michigan Occupational Health and Safety Administration concluyó que los empleados de la instalación están en riesgo de muerte o de padecer lesiones graves porque el zoológico de carretera permite el contacto directo entre osos adultos peligrosos por naturaleza y el personal.

En 2013, Oswald’s quiso hacer creer a los legisladores que recibía oseznos de Michigan Department of Natural Resources (MDNR), regularmente, pero la agencia no ha colocado oseznos en la instalación desde 2005, por una cuestión de política. Presuntamente, los osos en Oswald’s han sido baleados con pistolas de paintball en un experimento no registrado, para probar el tiempo de permanencia de la pintura en su pelo, práctica que el MDNR consideró “hostigamiento”.

72

Desde 2013, PETA ha ayudado a rescatar realmente a 72 osos de situaciones extremas, y ese número seguirá aumentando hasta que ningún otro oso sea obligado a actuar en crueles sesiones de fotos, como las de Oswald’s Bear Ranch. Ben y Bogey, por ejemplo, fueron trasladados a The Wild Animal Sanctuary en Colorado, un verdadero santuario de fauna silvestre, donde pueden trepar, cavar y correr.

The Wild Animal Sanctuary y otros santuarios reales no ofrecen sesiones de fotos o permiten a los visitantes jugar con los oseznos, sino que se enfocan en el bienestar de los animales, no en hacer dinero rápido.

Los 39 osos que actualmente están cautivos en Oswald’s, no merecen sufrir en una trampa mortal.

¡Ayuda a PETA a liberar a más osos de la crueldad y la negligencia! Haz clic a continuación para exigirle a Oswald’s que envíe a los osos que tiene cautivos a santuarios respetados antes que otros osos mueran:

INSTA A OSWALD'S BEAR RANCH A QUE ENVÍE A LOS OSOS A SANTUARIOS RESPETABLES