6 ocasiones en que maltratadores de animales se enfrentaron al Karma

Azotados, encadenados y acechados con armas por los humanos, los animales que sufren maltrato en aras del entretenimiento humano luchan por mantenerse a salvo, y a menudo, luchan por sus vidas. Estas historias resaltan el peligro de poner a animales que han sido maltratados y a los humanos que los explotan y maltratan, en el mismo lugar. La revancha puede ser terrible, y estas personas aprendieron a la mala, que los animales acorralados pueden defenderse.

Elefante mata a cazador de trofeos en Namibia

Mientras rastreaba a una manda de elefantes en una zona privada de vida silvestre, José Monzalvez, un cazador de Argentina, murió pisoteado por un elefante.

Según reportes, uno de los elefantes de la manada atacó a Monzalvez antes de que él y su grupo pudieran encontrar un lugar para disparar. El elefante que lo aplastó según se reportó fue al que el grupo intentaba matar.

Esta no es la primera vez en este año que un elefante le regresa el karma a un cazador. En mayo, un elefante herido cayó sobre un cazador de trofeos, matándolo de igual manera. Esperamos que estas historias convenzan a otros guías de safari a empezar a tomar fotos a los animales en lugar de dispararles.

Entrenador de circo atacado por tigre mientras niños miran

Todo el día, todos los días, circos y espectáculos itinerantes horribles encarcelan a magníficos tigres, que estresados, son entrenados con látigos e intimidación. Los encierran en jaulas, les niegan todo lo que es natural e importante para ellos. En lugar de selvas y familias, solo conocen el temor al azote del látigo. Los obligan a realizar trucos que no entienden, todo por el efímero entretenimiento humano. Por eso no debería caernos por sorpresa, cuando los tigres finalmente explotan y encuentran la oportunidad para contraatacar.

Eso es lo que sucedió cuando la encargada de animales, Vicenta Pages, quien tiene lazos con los circos Ringling Bros. y Barnum & Bailey, fue atrapada y arrastrada por un tigre llamado Gandhi en la Feria Interestatal de Pensacola en octubre. Desde luego, Gandhi pagó el precio por actuar de acuerdo a sus instintos, cuando Page y otro trabajador la azotaron con un látigo en la cara, más de dos decenas de veces. Podía verse a niños conmocionados alrededor de la vaya mientras azotaban al tigre una y otra vez.

Cantante que usaba serpientes como adornos fue asesinada por una cobra

Cuando se utiliza a seres vivientes, como cobras, como si fuesen adornos en espectáculos, todo puede terminar en desastre, tanto para el animal como para los humanos. No hay nada glamuroso en el negocio del espectáculo para estos animales, quienes pertenecen en hábitats naturales y no en ambientes estresantes con luces brillantes y aficionados escandalosos. Un espectáculo pasó de ser nada glamuroso a mortal en abril cuando una cantante de Indonesia, Irma Bule, conocida por usar cobras, pitones y otras serpientes como adornos en sus espectáculos, murió en 45 minutos después de que la mordiera una cobra que pisó durante una de sus actuaciones.

Ningún “entrenamiento” puede evitar que los animales silvestres aterrorizados actúen instintivamente o se defiendan, y los entrenadores o encargados, no siempre pueden proteger, ni a sí mismos, ni al público.

Elefante obligado a dar paseos a turistas finalmente estalla

 En febrero, un hombre escoces vacacionando en Tailandia fue asesinado y su hija de 16 años resultó herida cuando el elefante que montaban los atacó. Los testigos reportaron que poco después del ataque, el mahout (encargado) había golpeado al animal varias veces con un bullhook, un arma parecida a un atizador de chimenea con un gancho filoso en un extremo. Tan solo una semana antes, un mahout en la misma instalación fue grabado en video golpeando y provocando a un elefante.

Muchos turistas no saben lo que estos animales sufren cuando los obligan a dar paseos. Se reportó que este elefante golpeó al manejador con su trompa, pero fue el turista quien pagó el precio más alto.

Tailandia es el promotor más grande del mundo de campamentos de elefantes, donde el bárbaro ritual llamado phajaan es usado para quebrantar el espíritu de los elefantes jóvenes y obligarlos a someterse frente a los humanos. El término significa literalmente “romper el vínculo de amor” refiriéndose al vínculo entre los bebés y sus madres. En estas instalaciones de entrenamiento, los bebés que aún son amamantados son separados de sus madres, atados con sogas y cables de acero e inmovilizados en jaulas de madera. Son golpeados sin piedad durante días y les niegan alimento, agua y sueño.

El pánico estalla cuando una actuación de leones se torna mortal

Los tigres no son los únicos grandes felinos que sufren maltrato en la industria circense, los manejadores también usan látigos e intimidación para obligar a los leones a realizar trucos. Pero solo se necesita un segundo para que los trabajadores pierdan el control. Gritos de terror interrumpieron un espectáculo de circo en noviembre cuando un hombre fue atacado por un león frente a la multitud.

El entrenador Islam Shaheen murió después, a causa de las heridas, y este no fue un incidente aislado. Aquí en EE. UU., al menos 128 grandes felinos y 24 humanos han muerto (y otros 270 humanos han resultado heridos) a consecuencia de incidentes de la misma índole, desde 1990.

Un cazador fue cornado con las astas de un alce al que acababa dispararle

 Cazar no es un deporte. Los deportes de verdad involucran la competencia entre dos o más partes que dan su consentimiento, y no terminan con el asesinato de un participante. Es probable que la mayoría de los cazadores realmente no piensan en el dolor y terror que infligen a los animales, pero de vez en cuando, lo viven en carne propia.

En noviembre, el cazador Hunter Gary Heeter aparentemente arrastraba a un alce al que acababa de disparar por una colina empinada detrás de un ATV cuando el vehículo volcó. El hombre de 69 años salió volando hacia atrás y cayó en la cornamenta del animal. Se reportó que fue enviado por aire a un hospital local para su atención. Esperamos que su terrible experiencia le haga darse cuenta que no es “divertido” cazar cuando tu propia vida está en peligro.

Los animales no son nuestros para usarlos como entretenimiento

Obligar a los animales a estar cerca de los humanos puede traer consecuencias mortales, para todos los involucrados. La opción más segura y compasiva que puedes tomar es no ser parte de actividades ni asistir a lugares de usen animales para el entretenimiento humano. No los apoyes comprando entradas ni asistiendo, evita los circos, los parques marinos, los zoológicos de carretera, los rodeos, las sesiones fotográficas con animales y todos los negocios que lucren con la explotación de los animales.

Participa en actividades que no causen daño ni estrés a seres vivientes. La caza y la pesca no solo afectan a los animales involucrados directamente sino además dañan a otras especies locales y a los ecosistemas en general. Se estima que en la actualidad, más de medio millón de animales están esclavizados en la industria internacional del turismo, de tal forma que es de suma importancia que tu compasión te acompañe a donde sea que vayas.

AYUDA A ANIMALES EXPLOTADOS EN LA INDUSTRIA DEL TURISMO

Ya sea a través de hermosos documentales de alta definición o binoculares desde una distancia segura, podemos observar pacíficamente y aprender sobre los animales silvestres sin ponerlos a ellos ni a nosotros en riesgo. Recuerda: Siempre vive y deja vivir. Comparte esta publicación con tus amigos, familiares y seguidores de las redes sociales. Hazles saber que nadie gana cuando los animales son llevados al límite.