Los Criadores Almacenan a las Madres y Mutilan a sus Cachorros, y otras Razones por las que Nunca Debes Comprar un Animal

Comprar un perro es una opción, pero es la peor opción. Comprarle a un criador, que podría ser cualquier persona, desde el dueño de un criadero de cachorros en otro estado hasta un criador local de “patio trasero” que le vende perros a tu vecino en Craigslist y que olvidó esterilizar a su perra ahora embarazada, mientras millones de perros necesitan un hogar seguro y amoroso, es una decisión mortal que alimenta la crisis de sobrepoblación de animales de compañía. Los criadores de perros lo saben, pero no quieren que tú lo sepas. Desfortunadamente para ellos, que PETA está poniendo todo al descubierto.

¿Por qué es cruel la cría de perros?

 

1. Se hacen cortes de colas y cortes de orejas

No te dejes engañar por el eufemismo “corte” que usan los criadores en lugar de mutilación.

Play

“¿Es cruel cortarle la cola a un perro?” SI. Los perros “hablan” con su cola. Las usan para mantener el equilibrio. El corte de cola generalmente se realiza cuando los cachorros tienen solo días de nacidos y sin anestésicos para bloquear el dolor. Es una práctica estándar entre los criadores, que por lo general someten a determinadas razas de perros a una amputación tortuosa. Una investigación encubierta de PETA reveló que el propietario de una operación de cría de cachorros en Michigan cortó y retorció las colas de los cachorros con fórceps y les cortó los espolones (que tienen huesos, como los pulgares de los humanos) con un cortaúñas, sin usar analgésicos. y todo mientras los cachorros gritaban de agonía. La madre de este cachorro no pudo hacer otra cosa que mirar.

“¿Por qué le cortarías las orejas a un perro?” La respuesta es que no deberías. Pero algunos criadores les cortan las orejas a los perros de todos modos, a menudo sin usar anestésicos y generalmente cuando solo tienen entre 8 y 12 semanas de edad, cuando el traumatismo del procedimiento puede causarles un fuerte impacto psicológico. El proceso de cortar parte de las orejas de los perros o de vendarlas y volver a vendarlas para obligar a los muñones a mantenerse erguidos puede ser doloroso y peligroso. PETA y control de animales se involucraron luego de que un defensor de los animales reportara haber visto a este cachorro de pitbull, que tenía las orejas infectadas, con costras y sangre después de un aparente procedimiento de corte de orejas, confinado en un patio en Virginia sin refugio. En otro caso, un criador que realizó dolorosos procedimiento de corte de orejas en perros usando hojillas de afeitar y vendió los cachorros a clientes famosos, fue declarado culpable de crueldad a los animales.

 

2. Niegan a los perros cirugías que potencialmente pueden salvar vidas

Esterilizar y castrar a los perros significa que no habrá nuevos cachorros, pero para los criadores, eso quiere decir que no habrá dinero, y usar la reproducción de perros para obtener ganancias es lo que define a un criador.

La esterilización y la castración traen muchos beneficios importantes, y los criadores les niegan todos a los perros que victimizan, demostrando que se preocupan más por sus ganancias que por el bienestar de los animales. Los beneficios incluyen la reducción del riesgo de desarrollar cáncer testicular u ovárico y uterino y otras enfermedades, cáncer mamario y piómetra (que tenía Nina, la de la foto, antes de que nuestro personal de la clínica móvil interviniera, realizando una esterilización gratuita que costaría hasta $1.500 en una clínica veterinaria privada), que a menudo ponen en riesgo la vida y requieren cirugía y tratamiento costosos. La esterilización también evita que nazcan más perros no deseados en un mundo que ya está repleto de animales abandonados, reduciendo así el número de perros tirados a las calles o que tienen que ser sacrificados en los refugios. Y también puede reducir o eliminar comportamientos como la agresión, el marcaje con orina y la propensión de los perros machos a salir a la calle o pelear, previniendo por consiguiente posibles lesiones y muertes prematuras.

 

3. Explotan la maternidad

Los criadores obligan a las perras a reproducirse repetidamente, incluso a través de la inseminación artificial, produciendo una camada tras otra, y luego les arrancan a sus cachorros. Aquellos que crían bulldogs a menudo inseminan a las hembras por la fuerza porque sus caderas son demasiado estrechas para permitirles aparearse, y las hembras de bulldog francés tienen que dar a luz por cesárea porque su pelvis es demasiado pequeña para que las grandes cabezas de los cachorros pasen por el canal de parto.

Play

Las perras usadas para la cría son cruzadas una y otra vez hasta que no pueden producir más cachorros, momento en el cual son vendidas o, a veces, asesinadas. En esta operación de cría de Jack Russell terriers de Michigan, un investigador de PETA vió que unas perras lactantes y sus cachorros estaban confinadas en cajas de madera llenas de paja empapada de orina dentro de un garage pestilente y abarrotado.

Esta madre rodeada de sus cachorros hambrientos fue vista en Nielsen Farms, un criadero de cachorros en Kansas, por un investigador de PETA que trabajó allí por meses y documentó que las madres enloquecían debido al confinamiento y la soledad, dando vueltas frenéticamente en sus pequeñas jaulas y caminando incesantemente de un lado a otro, su única forma de lidiar con la desesperación.

 

4. Hay obsesión por “perros de raza pura”

Hocicos aplanados, cráneos moldeados antinaturalmente, espaldas alargadas: los criadores producen más y más perros para coincidir con la supuesta apariencia deseada o para ser símbolo de estatus, incluso a expensas de la salud y la vida de los perros.

A los perros no les importan las razas, pero a los criadores sí. Ellos creen que los perros con pedigrí dominan, y hacen todo lo posible para producir estas razas de diseño antinatural. Los rottweilers, por ejemplo, tienen una inusual incidencia alta de cáncer de huesos. Los dálmatas están genéticamente predispuestos a la sordera. Los bulldogs franceses (como esta, que fue asesinada cuando su dueño supuestamente la cruzó y luego pagó $650 a un falso veterinario para realizarle una cesárea doméstica ilegal) apenas pueden respirar porque fueron cruzados deliberadamente para tener caras chatas. Los criadores están plenamente conscientes de estos problemas genéticos, pero se mantienen firmes en su obsesión por los perros de “raza pura”.

5. Alimentan la crisis de sobrepoblación

Con millones de perros, tanto de “raza pura” como mestizos, que ya necesitan un hogar, cada cachorro vendido por un criador significa una oportunidad perdida para un perro que espera en un refugio a una familia amorosa para irse a casa.

Play

No se puede contar con que criadores como el propietario de JRT John’s Jack Russell Terriers –que trae cachorros a un país que ya está abarrotado con un estimado de 70 millones de perros y gatos sin hogar que luchan por sobrevivir– harán lo correcto, lo que significa que es imperativo que los perros y otros animales siempre puedan contar con el resto de nosotros para adoptarlos.

*****

Otra razón por la cual la cría de perros es cruel es esta: Cuando los perros son tratados como mercancía y fuentes de ingresos, a menudo se toman atajos para maximizar las ganancias. En algunas operaciones, los criadores tienen a los perros en malas condiciones de vida, los aíslan y les niegan la atención veterinaria necesaria. La propia investigación encubierta de PETA sobre el infernal criadero JRT John’s Jack Russell Terriers en Michigan reveló el continuo e incesante sufrimiento de los perros que son criados y vendidos al público. Nuestro investigador documentó que decenas de Jack Russell terriers exaltados y empapados están confinados en jaulas al aire libre y se les deja tiritar en el frío intenso las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin la protección adecuada contra la sensación térmica de un solo dígito. El agua de los perros se congela todos los días.

Play

Cuando el investigador de PETA removió el hielo y les dio agua fresca, ¡el dueño de la perrera dijo que dejara de hacerlo porque “no era necesario”! Cuando finalmente se les dió agua, los perros la bebieron inmediatamente, incluso durante más de un minuto.

Una tarde, el investigador de PETA encontró un perro solo, muerto en su perrera. El dueño de la operación no tenía idea de que el perro había muerto; aparentemente él no había revisado a sus docenas de animales desde el día anterior.

Play

El investigador de PETA encontró a este perro muerto en una perrera con hojas y paja dentro de su boca. En las 11 semanas que nuestro investigador trabajó en JRT John’s Jack Russell Terriers, nunca vieron al dueño de la perrera tocar a ninguno de los perros alojados afuera, excepto para recoger a este muerto.

Los trabajadores de los casos de crueldad de PETA pueden dar testimonio de que las trágicas condiciones que observaron nuestros investigadores en JRT John’s Jack Russell Terriers y Nielsen Farms son típicas en cientos de operaciones de cría en todo el Medio Oeste y otros lugares del país, así como también en los criaderos de “patio trasero”, como aquellos donde varias veces han cruzado a Teetee (en la foto)

Esta perrita abandonada llamada Teetee ha sido cruzada una y otra vez y sus cachorros vendidos por una mísera ganancia a pesar de las ofertas de PETA para esterilizarla de forma gratuita. Las leyes destinadas a regular la cría de perros ofrecen poca protección y, a menudo, se aplican de manera deficiente.

Por favor, nunca apoyes la crueldad existente en la cria de perros

Tu papel para poner fin al sufrimiento que causan el propietario de JRT John’s Jack Russell Terriers y otros criadores es sencillo: Nunca compres un animal, siempre adopta uno. Por favor, comparte este importante llamado con tu familia, amigos y otros seguidores.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter

Y haz clic a continuación para que en solo 30 segundos hagas una diferencia vital para los perros usados y maltratados en JRT John’s Jack Russell Terriers: Únete a PETA para instar a las fuerzas del orden público locales a rescatar a estos perros de inmediato y presentar cargos por delitos graves de crueldad para ayudar a garantizar que los perros nunca vuelvan a sufrir en manos del propietario.

PERROS DESESPERADOS ALMACENADOS POR CRIADOR NECESITAN NUESTRA AYUDA