Twitter Está Sacando la Basura: ¿Botará También el Lenguaje Especista?

Las reglas de Twitter contra las conductas de incitación al odio, actualizadas recientemente, son buenas; pero incluir una prohibición del lenguaje especista en su política contra la incitación al odio sería excelente; por eso le estamos escribiendo a Jack Dorsey, CEO de Twitter, instándolo a expandir la visión ética de su empresa para incluir el lenguaje especista detestable y despectivo que perjudica y degrada no solo a los humanos sino a todos los animales.

© iStock.com/bazilfoto

Twitter demostró recientemente, que entiende que las palabras son importantes cuando al ampliar sus reglas contra la conducta de incitación al odio para incluir una prohibición de incitación al odio por motivos de raza, etnia o lugar de origen (nacionalidad). Pero al imponer también una prohibición del lenguaje especista, la plataforma podría ayudar a concientizar sobre el mensaje de que no hay «nosotros» y «ellos»: todos somos seres sintientes.

Referirse a los animales como “este” o “esta”, en lugar de «él» o «ella», y usarlos como insultos como llamar a una persona glotona «cerdo», se origina el especismo: la creencia equivocada de que todos los demás animales son inferiores, por lo que es aceptable hacerles daño. Tal lenguaje especista insensibiliza a la gente y allana el camino para la aceptación complaciente de la crueldad hacia los animales. Para cambiar esto, debemos ajustar la forma en que pensamos y escribimos, dado que la mayoría de nosotros ha sido condicionada desde la infancia para ver ciertas a especies como merecedoras de cuidado y compasión y a otras como indignas o menos merecedoras, en base a preferencias humanas arbitrarias.

Nuestro lenguaje debe evolucionar a medida que evoluciona nuestro reconocimiento y entendimiento de la justicia social.

A muchos de nosotros se nos enseña que los perritos y gatitos son «amigos», que las vacas y pollos son «comida» y los ratones e insectos son «plagas». A la mayoría de los niños también se les enseña que los deseos, necesidades e intereses de los humanos siempre prevalecen sobre los de cualquier otra especie. Podemos —y debemos— superar esta mentalidad errónea y dañina.

Todos los animales merecen la misma consideración, independientemente de lo que los humanos opinen acerca de ellos. Todos somos seres vivos con pensamientos, sentimientos y deseos, a todos se nos deberían evitar el dolor y el sufrimiento y todos deberíamos ser tratados como si existiéramos simplemente para servir a los demás. Podemos comenzar implementando esta idea ahora mismo, cambiando la forma en que hablamos y nos referimos a otros animales. En lugar de llamar a alguien «gallina», podemos decirle «cobarde». En lugar de «cerdo», podemos decir «glotón» o «repulsivo». Y en lugar de «rata», podemos decir «soplón». Twitter, con sus cientos de millones de usuarios, está en posición de jugar un papel importante en el desmontaje del especismo, y PETA está preparada y ansiosa por ayudar.

Desde las gallinas hasta los humanos, todos somos animales

Todos tenemos un papel que desempeñar para acabar con el especismo. La discriminación, ya sea basada en la especie o en cualquier otra cosa, no tiene lugar en Twitter, ni cabida en el mundo, y tú puedes ayudar a vencerla.

El primer paso es reconocer que todos los animales tienen derecho a vivir libres de la explotación humana. Haz clic a continuación para descubrir los siguientes pasos:

ÚNETE A PETA PARA ACABAR CON EL ESPECISMO