Terror, Dolor y Secuestro: 10 Cosas Terribles que los Monos Enfrentan Este Año

Los monos son primates sensibles e inteligentes, quienes, en sus hogares naturales, establecen vínculos emocionales profundos con los miembros de la tropa y buscan alimento en grandes áreas en los bosques. Más de 106.000 monos son encerrados en laboratorios cada año en EE.UU. y la mayoría son maltratados en experimentos arcaicos e invasivos que no se traducen a humanos. Algunas de estas cosas terribles solo se hacen por mera curiosidad.

Aquí verás 10 cosas terribles que les hacen a los monos en laboratorios de todo el país y cómo puedes ayudar a estos animales.

1.  Los experimentadores habitualmente les quitan los bebés a sus madres durante el primer año. Las madres gritan angustiadas mientras trabajadores las separan a la fuerza de sus bebés. Los experimentadores pueden ofrecerles a los recién nacidos una patética «madre» de trapo a la que aferrarse.

2.  Los monos bebés son sometidos a la prueba del intruso humano. Los experimentadores los sacan de su «hogar» con familiares o amigos y los dejan dentro de una jaula pequeña y desconocida para ellos. Esto de por sí, ya es aterrador. Para sumar más al trauma, un experimentador los amenaza, por ejemplo, haciendo contacto visual prolongado. Algunos de estos animales jóvenes e indefensos dan vueltas por toda la jaula o permanecen prácticamente paralizados por el terror.

Mono enjaulado en laboratorio

3.  Los laboratorios fuerzan a los monos a vivir en jaulas pequeñas y prácticamente desoladas, a menudo solos, toda su vida. Cornelius es uno de ellos. Durante una década, los experimentadores del Centro Nacional de Investigación de Primates de Wisconsin (Wisconsin National Primate Research Center) lo privaron de todo lo importante y natural para la vida de un mono. Un investigador de PETA lo veía sentarse, a menudo encorvado, o con su rostro contra los barrotes de la jaula, habiendo perdido la voluntad de vivir.

4.  Como si las condiciones no fueran lo suficientemente horrorosas, los monos encerrados en los laboratorios corren peligro de ser hervidos vivos, gracias a la incompetencia del personal. Dos macacos Rhesus en el Centro Nacional de Primates de Oregón (Oregon National Primate Research Center) fueron escaldados hasta la muerte en su jaula cuando un trabajador descuidado pasó la jaula por una lavadora a alta temperatura con los macacos dentro. Atrocidades similares han ocurrido en la Universidad de Wisconsin–Madison, el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, el Centro Nacional de Investigación de Primates Yerkes y otros lugares.

ONPRC Mono enjaulado laboratorio

Independientemente del método de experimentación, el 95% de los nuevos fármacos que en las pruebas demuestran ser seguros y eficaces en animales, fracasaron en ensayos clínicos en humanos.

5.  Los experimentadores explotan a los monos en experimentos fundamentalmente defectuosos de vacunación contra el VIH. Los monos no pueden infectarse con el VIH, entonces los experimentadores los infectan con el virus de inmunodeficiencia en simios (VIS). No sorprende que de las aproximadamente 100 vacunas contra el VIH que se probaron exitosamente en animales, ninguna demostró darles a los humanos la suficiente protección contra el VIH en ensayos clínicos. Sin embargo, los experimentadores siguen enfermando y atormentando a monos.

6.  A los monos encerrados en el laboratorio de Elisabeth Murray les aspiran, o destruyen con una toxina, porciones del cerebro. Después son dejados en jaulas, donde son atormentados con serpientes y arañas falsas en experimentos tan inútiles como crueles financiados por contribuyentes.

Elizabeth Murray Mono enjaulado siendo experimentando

7.  La desaparición de los monos que escapan de sus jaulas a veces pasa desapercibida durante varios días. Este fue el caso en el Centro Nacional de Investigación de Primates de Washington (Washington National Primate Research Center WaNPRC), donde frecuentemente permiten que los monos se escapen, una obvia violación a la Ley federal de Bienestar Animal. Una mona encerrada en WaNPRC estuvo desaparecida dos días antes de ser descubierta atrapada en el túnel de una jaula, deshidratada y hambrienta. El personal no informó de su desaparición, pero el centro no recibió siquiera una reprimenda.

Mono enjaulado en laboratorio

8.  Los monos encerrados en laboratorios son habitualmente atados a sillas de sujeción habitualmente para otros crueles propósitos y a menudo son privados de comida y agua antes de obligarlos a realizar alguna tarea. Este fue el caso en la Universidad Duke donde un experimentador obligó a los monos a elegir logos de marcas (como de Pizza Hut y Nike) a través de pantallas de contacto, según el emparejamiento con imágenes de otros monos. Sus «recompensas» por realizar este absurdo experimento fueron pequeñas gotas de jugos de frutas.

9.  En los Centros Nacionales de Investigación de Primates y otros laboratorios, los monos son sacados de las jaulas con varas que se adhieren a los collares de metal colocados alrededor de sus cuellos, los atan a sillas de sujeción y aplican descargas eléctricas en sus genitales hasta que eyaculan. Los monos sometidos a este procedimiento atroz son llamados eufemísticamente «donantes de semen».

Mono enjaulado en laboratorio siendo experimentado

Este mono en la Universidad de Utah se utilizó en cirugías neurológicas invasivas.

10.  Otros miles de monos son criados en granjas industriales ruinosas en Asia y luego enviados a EE.UU. para ser usados y asesinados en experimentos. Air France es la última gran aerolínea del mundo que sigue transportando monos a laboratorios. En estos vuelos, los monos traumatizados son metidos en pequeñas jaulas de madera y transportados en las oscuras y aterradoras bodegas de carga de los aviones durante 30 horas. A su llegada a EE.UU., los animales son transportados a distribuidores y laboratorios donde son encerrados y atormentados.

Mono enjaulado Air France transporte

Simpatizantes de PETA están pidiendo la liberación de los monos de los laboratorios en santuarios apropiados donde puedan estar a salvo y vivir con la dignidad que merecen. ¿Te unirás a ellos?

LIBEREN A ESTOS MONOS