Así es Como el Miami Seaquarium Les Ha Fallado a los Animales

El Miami Seaquarium abrió sus puertas en 1955 y, desde entonces, innumerables animales han vivido y muerto en la miseria. El abusivo parque hace todo lo posible para ocultar el lado oscuro de su operatoria.

Lolita

La orca Lolita tenía apenas unos 4 años cuando fue apartada violentamente de su familia y su hogar en el océano en 1970. Ha pasado más de medio siglo en el tanque para orcas más pequeño del mundo, a menudo confinada con compañeros de tanque incompatibles.

A Lolita ya no la obligan a actuar y el ‘whale stadium’ del Miami Seaquarium está permanentemente cerrado, pero ella permanece confinada allí.

 

Hugo

Lolita una vez tuvo un compañero orca, Hugo, que también había sido atrapado en una red y sacado de su hogar en el océano.

Hugo se rebelaba contra su cautiverio extremo, golpeándose la cabeza contra las paredes de manera rutinaria e incluso una vez se cortó gravemente cuando rompió el vidrio de una ventana de visualización. Finalmente, en 1980, Hugo embistió contra la pared del tanque y murió, supuestamente de un aneurisma cerebral.

 

Muchos animales han muerto en el Miami Seaquarium

Al menos seis animales murieron en el Miami Seaquarium entre 2019 y 2020, tres por causas relacionadas con traumatismos, incluso en la cabeza y el cuello con hemorragia. Otro delfín, Abaco, se ahogó tras enredarse en una red que separaba dos piscinas. Como reveló su necropsia, también había sufrido lesiones al ser atacado por delfines incompatibles.

delfin en miami sequarium con lesiones

Menos de tres meses después de que el Departamento de Agricultura de EE. UU. publicara un informe mordaz en septiembre de 2021 que revelaba una serie de violaciones al bienestar animal en el parque –algunas de las cuales provocaron la muerte de estos animales–, tres animales más murieron, según reportes periodísticos. El delfín hembra Catalina murió por lo que el personal cree que pudo haber sido un traumatismo después de la agresión de Lolita. Estaba confinada en el tanque estrecho donde estaba Lolita cuando aparentemente ocurrió el incidente. Una foca común llamada Coral murió de una infección crónica y un manatí murió de inanición.

¿Cuántos animales más deben morir antes de que el Miami Seaquarium deje de confinar animales?

 

La defensa

Imágenes recientes de un delfín atacando a un entrenador (quien posteriormente fue enviado al hospital) durante un espectáculo en el Miami Seaquarium se publicó en TikTok, y los espectadores quedaron horrorizados.

El Miami Seaquarium emitió un comunicado afirmando que el incidente que se muestra en el video de arriba fue debido a que el entrenador “accidentalmente [arañaba] al delfín”, quien reaccionó “rompiendo la rutina”. Pero la Dra. Jenna Wallace, exveterinaria del Miami Seaquarium, opina distinto: “No hay colisión accidental. Esto es agresión”. Wallace también dijo que los veterinarios y el personal anteriores le habían dicho que este delfín había “golpeado a otro entrenador en el abdomen”.

Wallace dice que ha visto de primera mano el historial de deshonestidad del Miami Seaquarium. Acerca de su tiempo trabajando allí, dijo: “Los vi mintiendo –como a mis superiores y los curadores– mintiendo a los inspectores frente a mí, así que proporcioné la evidencia, la documentación escrita, las fotos, los videos que muestran la verdad.”

Mientras los animales estén atrapados en estas condiciones desoladas, seguirán ocurriendo incidentes como este.

El ataque fue noticia, pero no debería sorprender que los delfines y otros animales confinados en parques marinos (que los encierran en pequeños tanques de concreto y los obligan a interactuar con los humanos) puedan inevitablemente actuar por frustración o en su defensa.

 

Seaquarium silencia a las críticas

El abusivo parque no quiere ninguna crítica: ha bloqueado los comentarios en su página de Instagram durante los últimos dos años. Después de la presión de PETA, PETA Latino y activistas, el Miami Seaquarium sigue teniendo los comentarios bloqueados, tras una marea de seguidores que exigen a la empresa que deje de explotar animales y vacíe los tanques.

Qué puedes hacer:

Nunca vayas a Miami Seaquarium, SeaWorld ni a ninguna instalación que mantenga a los habitantes del océano en tanques para la diversión del público.